Estamos en proceso de actualización de nuestros contenidos

jueves, 11 de junio de 2009

Tiburón


Un pequeño pueblo turístico de la costa de Nueva Inglaterra ve alterada su tranquila vida por la presencia de un gran tiburón blanco. Al igual que el temible escualo con sus indefensos nadadores, el joven Steven Spielberg, con un talento y una osadía insultantes, demostró que sabía manejar a su antojo las emociones de un público aterrorizado, que flotaba en la butaca, sin siquiera presentir qué sucedería en la siguiente escena. "Tiburón" es un film comercial casi perfecto, una historia creíble y astutamente dosificada que barrió en las taquillas de todo el mundo, convirtiéndose de inmediato en un clásico del cine de terror (que, por cierto, nos impidió a muchos volver a nadar tranquilos mar adentro el restro de nuestros días). Por lo demás, nunca unos simples compases de música provocaron tanta angustia.
El título que catapultó a la fama a Steven Spielberg, gracias a la confianza que le mostró el estudio Universal, asombrado de lo que había hecho el joven cineasta con El diablo sobre ruedas. Tomando una novela de Peter Benchley, logró entregar un clásico del cine terrorífico con monstruo depredador. La acción transcurre el pueblecito costero y playero de Amity, donde empieza a hacer de las suyas el escualo del título. Las autoridades locales, temerosas de que los ingresos turísticos se vayan al traste por el miedo al tiburón, tratan de restar importancia a las muertes que se producen, e incluso muestran a un bicho, ya capturado, que supuestamente habría sido el tiburón asesino. La cosa no resulta tan sencilla, de modo que aúnan fuerzas para enfrentarse al tiburón el sheriff local, un experto oceanográfico y un cazador de tiburones. Aunque el rodaje en el mar fue harto complicado, y al principio no se acababa de dar con el muñeco mecánico adecuado que hiciera las veces de tiburón, al final resultó un film redondo, gracias al magistral uso del suspense por Spielberg, bien apoyado en las inquietantes notas musicales de John Williams. Resulta memorable la escena de Quint, estupendo Robert Shaw, relatando el trágico destino de los ocupantes del barco USS Indianapolis.

American Film Institute ha catalogado esta película en el puesto 56 entre las 100 Mejores películas de los últimos 100 Años.

1975: 3 Oscar: sonido, montaje, banda sonora original

Director: Steven Spielberg. Intértretes: Roy Scheider, Robert Shaw, Richard Dreyfuss, Lorraine Gary, Murray Hamilton, Carl Gottlieb, Jeffrey C. Kramer. Guión: Peter Benchley & Carl Gottlieb (Novela: Peter Bentchley). Música: John Williams. Fotografía: Bill Butler. Título Original: Jaws. Año: 1975. Duración: 124 min.


No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...