Estamos en proceso de actualización de nuestros contenidos

miércoles, 10 de marzo de 2010

Celda 211

El día en que comienza a trabajar en su nuevo destino como funcionario de prisiones, Juan (Alberto Ammann) se ve atrapado en un motín carcelario. Haciéndose pasar por un preso más, luchará para salvar su vida e intentar dar fin a la revuelta, liderada por el temido Malamadre (Luis Tosar). El joven tendrá que jugársela a base de astucia, mentiras y riesgo, sin saber todavía qué paradójica encerrona le ha preparado el destino... Celda 211 es seguramente la mejor película de Daniel Monzón, quien ha contado para el guión con su colaborador habitual, Jorge Guerricaechevarría. La historia, de corte fatalista, critica la escasa calidad de vida de los presos y pone el dedo en la lacra de la inmoralidad de los métodos empleados por las autoridades cuando deciden que el fin justifica los medios. Pero es en la puesta en escena carcelaria en donde el fin destaca dentro del panorama del cine español. Hay buen ojo y mucho sentido del ritmo y del encuadre. Ya desde las primeras imágenes, de un realismo impresionante, el espectador queda avisado de que va a ver un drama sólido, con altas dosis de violencia. Aunque en algunos casos los caracteres están sólo esbozados, hay que reconocer un trabajado esfuerzo por definir a los diferentes personajes (Tachuela, Apache, el funcionario de interior) y, sí que funciona, y muy bien, la singular relación que se establece entre Juan y 'Malamadre'. Por contra 'cantan' un poco los tópicos del poli psicópata (un Antonio Resines muy poco inspirado) o de la inoperancia de los funcionarios (hay momentos en que su tranquila actitud resulta totalmente inverosímil), así como se echa en falta más sutileza y menos aturullamiento en la fase final de la película. De todas formas la historia atrapa y funciona. El talento de Luis Tosar, aquí algo sobreactuado, es conocido, pero es una sorpresa mayúscula el joven Alberto Ammann, quien compone un personaje perfecto. Y Roque Baños vuelve a hacer que su música influya en el resultado positivamente. Juan Oliver wants to make a good impression at his new job as a prison officer and reports to work a day early, leaving his pregnant wife, Elena, at home. His destiny is forever changed by this fateful decision, as during his tour of the prison, an accident occurs that knocks him unconscious. He is rushed to the empty but visibly haunted walls of cell 211. As this diversion unfolds, inmates of the high security cell block strategically break free and hijack the penitentiary. Aware of the violence that is to come, the prison officers flee, leaving Juan stranded and unconscious in the heart of the riot. When Juan awakens, he immediately takes stock of the situation; in order to survive, he must pretend to be a prisoner. Juan develops a dialogue with the violent leader of the riot, Badass, and the two begin a partnership, Badass fully believing that Juan is a new inmate. Negotiations go smoothly until the rioters take three ETA (the militant Basque separatist organization) prisoners hostage. When this hits the news, it triggers a stream of prison riots throughout the country as well as demonstrations in the Basque Country. Juan quickly realizes that he is on his own as the situation becomes more politicized and the government gets involved, afraid of potential ramifications in the Basque community. As the drama heightens, unexpected shifts in character both within and without the prison occur. "Peripecia llena de violencia e inteligencia (...) brillante película de género, probablemente la mejor española (o en español) del año. " (E. Rodríguez Marchante: Diario ABC)
"Una de las mejores películas que ha hecho el cine español en mucho tiempo (...) Una narración tensa y compleja en la que todo posee fuerza, suspense, desasosiego y veracidad. Pasa volando y perdura en el recuerdo (...) Impresionante recital de Luís Tosar" (Carlos Boyero: Diario El País)
"Un espectáculo trepidante, que maneja los hilos de la acción y del drama, el espacio cerrado de la prisión y los distintos puntos de vista sobre lo que ocurre con una desenvoltura cercana al virtuosismo. (...) interpretación apabullante de Luis Tosar" (Alberto Bermejo: Diario El Mundo)
"Excelsa recreación de Luis Tosar (...) Monzón trabaja con maestría las constantes del género carcelario." (Sergi Sánchez: Fotogramas)
"Un bestial Luis Tosar estremece en este sorprendente thriller carcelario. (...) un guión muy bien atado." (Irene Crespo: Cinemanía) 2009: 8 Premios Goya, incluyendo mejor película, director y actor (Tosar). 16 nominaciones Director: Daniel Monzón. Intérpretes: Luis Tosar (Malamadre), Alberto Ammann (Juan Oliver), Antonio Resines (Utrilla), Marta Etura (Elena), Carlos Bardem (Apache), Manuel Morón (Almansa), Luis Zahera (Releches), Vicente Romero (Tachuela), Fernando Soto (Armando), Manolo Solo (director de la cárcel). Guión: Jorge Guerricaechevarría y Daniel Monzón; basado en la novela de Francisco Pérez Gandul. Música: Roque Baños. Fotografía: Carles Gusi. Países: España y Francia. Año: 2009. Duración: 110 min. Género: Drama, thriller.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...