Estamos en proceso de actualización de nuestros contenidos

lunes, 8 de marzo de 2010

En Tierra Hostil

Narra el día a día de una brigada estadounidense de desactivación de explosivos desplegada en Irak, una unidad de élite de artificieros que se ve inmersa dentro de una caótica ciudad donde cualquiera puede ser un enemigo potencial y cualquier objeto puede ser una bomba. El grupo está liderado por el sargento Thompson. Cuando éste fallece en el transcurso de una misión, se queda al mando el impredecible, valiente y temerario sargento William James (Jeremy Renner). Faltando poco más de un mes para que la brigada finalice su turno de rotación en Iraq, el imprudente comportamiento de James hará que sus dos subordinados, el sargento Sanborn (Anthony Mackie) y el especialista Eldridge (Brian Geraghty), valoren seriamente el riesgo que corren en su trabajo. Kathryn Bigelow es una excelente directora de escenas de acción, lo que atestiguan filmes como Le llaman Bodhi, Días extraños y K-19: The Widowmaker. Aquí suma a su talento para las secuencias adrenalíticas -todas sobresalientes, con una atmósfera de tensión casi insoportable, y sin maquillar jamás el horror bélico- el manejo de un sólido guión de Mark Boal, que ya había puesto previamente su granito de arena en el libreto de En el valle de Elah. Y el resultado de tal conjunción es muy notable. Ya la secuencia de apertura es modélica para explicar en qué consiste el infierno de Bagdad: soldados patrullando por todas partes y sus inevitables bromas procaces, civiles suspicaces, el pánico ante las amenazas de bombas, la desconfianza de unos y otros... y el traje de artificiero, que parece propio de un cosmonauta, y subraya la idea de que los marines están verdaderamente en otro planeta, cuyas claves de inteligibilidad se les escapan. Otros pasajes recuerdan al western, duelo al sol en el desierto bajo un calor infernal, lo que se subraya con la partitura de Marco Beltrami y Buck Sanders, suavemente evocadora de los filmes de Sergio Leone y Ennio Morricone. Gran mérito del film es su huida constante del tópico. No estamos ante el elemental heroísmo de tantas películas bélicas. Tampoco se cae en la simple desmitificación típica de los títulos sobre Vietnam, opción seguida por Redacted de Brian de Palma o la miniserie Generation Kill. Es todo más complejo, y por ello, más creíble. Con inteligencia, se deja de lado la cuestión política -no se menciona a Bush en ningún punto del metraje-, optando por entregar hechos harto elocuentes, que permitirán al espectador sacar sus conclusiones. Como la detención de un taxista con un arma apuntándole a la cabeza, con la ironía que explica en gran parte la tragedia de la ocupación americana, de que "o era insurgente, o ha pasado a serlo". Tampoco se cae en la tentación de mostrar a unos mandos lerdos, que no se enteran de nada. Y los protagonistas están lejos de ser unos tarados: son personas normales, auténticos camaradas, con familia, capaces de congeniar con Beckham, un chaval nativo; no desprovistos de problemas, tal vez adictos a las emociones fuertes, o su contrario, intentan evitarlas, pero ni una cosa ni otra les llena de orgullo, simplemente procuran hacer lo que mejor saben, encajar en el puzzle iraquí. El reparto es perfecto, está hecho con inteligencia. El trío de actores principales resulta bastante desconocido -genial Jeremy Renner, que compone un personaje muy poliédrico; totalmente en su sitio Anthony Mackie y Brian Geraghty-, una astuta opción, como lo es la de apuntar a nombres que suenan para papeles pequeñitos -Guy Pearce, Ralph Fiennes-.
US Army Sergeant First Class Will James, Sergeant JT Sanborn and Specialist Owen Eldridge comprise the Bravo Company's bomb disposal unit currently stationed in Baghdad. James is the tech team leader. When James arrives on the scene, Bravo Company has thirty-nine days left on its current deployment. It will be a long thirty-nine days for Sanborn and Eldridge whose styles do not mesh with their new leader. James is a renegade for who the thrill of the dismantlement seems to be the ultimate goal regardless of the safety of his fellow team members, others on the scene or himself. On the other hand, Sanborn is by the books: he knows his place and duty and trusts others in the army to carry out theirs as well as he. And Eldridge is an insecure soldier who is constantly worried that an error or misjudgment on his part will lead to the death of an innocent civilian or a military colleague. While the three members face their own internal issues, they have to be aware of any person at the bomb sites, some of who may be bombers themselves.
"Aquí está la película sobre la guerra de Irak para aquellos que no les gustan las películas sobre la guerra de Irak. (...) Bigelow ha hecho un drama incendiario que te sacude de maneras que no ves venir." (Peter Travers: Rolling Stone)
"Una película casi perfecta. (...) Jeremy Renner lentamente se revela con la fuerza, la confianza y la impredecibilidad de un joven Russell Crowe." (Richard Corliss: Time)
"Un film bélico fascinante (...) La película se mete en la mente de un hombre. (...) una gran e inteligente película." (Roger Ebert: Chicago Sun-Times)
"Una película tensa y áspera, que te contagia la adrenalina que emborracha a sus personajes. (...) Bigelow no hace discursos morales (...) rebosa veracidad, suspense de primera clase, terror." (Carlos Boyero: Diario El País)
"La directora ha sabido dejar a un lado las razones que llevaron a los soldaditos americanos a la guerra y se ha concentrado, con minuciosidad y un sentido físico admirable, en el día a día de la patrulla de artificieros protagonista. " (Antonio Weinrichter: Diario ABC)
"[Bigelow] privilegia lo sensorial por encima de toda tentación de discurso. (...) Película tensa, soberbia y magistral (...) quizá no sea la película definitiva sobre la guerra de Irak, pero, de momento, es la que mejor permite sentirla." (Jordi Costa: Diario El País)
"Cabría acusar a Bigelow de no mojarse (...) pero el músculo de su puesta en escena, el extremo dominio de la forma, es lo suficientemente hipnótico para clavarnos, callados, en la butaca." (Sergi Sánchez: Fotogramas)
"Una explosión de suspense. (...) a fuerza de crear una atmósfera irrespirable, [Bigelow] consigue que sintamos el vértigo, la tensión y el subidón de adrenalida de la primera línea de fuego." (Alberto Luchini: Diario El Mundo) 2009: 6 Oscars: incluyendo mejor película y dirección. 9 nominaciones 2009: Globos de Oro: 3 nominaciones: mejor película drama, director y guión 2009: 6 Premios Bafta: incluyendo mejor película, director y guión. 8 nominaciones 2008: Festival de Venecia: Nominada al León de Oro
Mejor Película 2010 Director: Kathryn Bigelow. Interpretación: Jeremy Renner (sargento William James), Anthony Mackie (sargento J.T. Sanborn), Brian Geraghty (Owen Eldridge), Ralph Fiennes (Jefe de equipo), Guy Pearce (sargento Matt Thompson), David Morse (coronel Reed), Evangeline Lilly (Connie James), Christian Camargo (coronel John Cambridge). Guión: Mark Boal. Música: Marco Beltrami y Buck Sanders. Fotografía: Barry Ackroyd. Título original: The hurt locker. País: USA. Año: 2008. Duración: 131 min. Género: Acción, bélico, drama.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...