Estamos en proceso de actualización de nuestros contenidos

lunes, 27 de abril de 2009

El Último Samurai

El capitán Nathan Algren (Tom Cruise) es un hombre a la deriva. Las batallas que libró en otro tiempo parecen ahora lejanas e inútiles. Una vez arriesgó su vida por el honor y por la patria, pero, en los años transcurridos desde la Guerra de Secesión estadounidense, el mundo ha cambiado. El pragmatismo ha reemplazado al valor, el interés personal ha ocupado el lugar del sacrificio y el honor no se encuentra en ninguna parte, especialmente en el Oeste, donde su papel en las campañas contra los indios acabó en desilusión y tristeza. En algún lugar de las implacables llanuras junto a la ribera del río Washita, Algren perdió su alma. En un mundo completamente distinto, otro soldado ve como su modo de vida está a punto de desintegrarse. Es Katsumoto (Ken Watanabe), el último líder de un antiguo linaje de guerreros, los venerados samuráis, que dedicaron sus vidas a servir al emperador y a su país. Del mismo modo que el estilo de vida moderno invadió el Oeste americano, acorralando y condenando a los indios americanos, también acabó con el Japón tradicional. Las líneas telegráficas y los ferrocarriles que llevaron el progreso amena-zan ahora los valores y los códigos por los que los samuráis han vivido y han muerto durante siglos. Pero Katsumoto no se irá sin pelear. Los caminos de estos dos guerreros convergen cuando el joven emperador de Japón, cortejado por los intereses norteamericanos que codician el mercado japonés en expansión, contrata a Algren para preparar el primer ejército de reclutas moderno de Japón. Pero cuando los asesores del emperador tratan de erradicar a los samuráis como parte de los preparativos para un gobierno más oc-cidentalizado y favorable al comercio, Algren se encuentra inesperadamente impresionado e influido por sus encuentros con los samuráis. Sus fuertes convicciones le recuerdan al hombre que en otro tiempo fue. Inmerso ahora en un territorio duro y desconocido, con su vida y, tal vez lo que es más importante, su alma pendientes de un hilo, el atormentado soldado norteamericano se encuentra en medio de una violenta y épica lucha entre dos épocas y dos mundos, contando sólo con su sentido del honor para guiarle.

¿Bailando con lobos? ¡No! La película que nos ocupa es El último samurái, y con certeza que ésta es la principal pega que se puede poner al film: ser un calco del título que dirigió y protagonizó Kevin Costner. Únicamente, donde dije "indios" hay que decir "japoneses". Porque en el film de Edward Zwick, coguionista y director, no basta confirmar que se ha tomado como punto de partida un argumento más o menos universal, lo que legitimaría las similitudes con títulos clásicos; hablamos de la referencia de una película relativamente reciente, que se erige en modelo innegable. Así las cosas, las novedades estriban en que el mundo exótico en que se ve inmerso el protagonista es el Japón feudal de los samuráis, especie casi en extinción ante los avances de la modernidad. La lealtad al emperador a machamartillo -aunque sea inmaduro y pusilánime-, el harakiri -o la muerte con honor antes que la supervivencia deshonrosa-, la hospitalidad ordenada por el jefe del clan -aunque sea al hombre que arrebató la vida a un ser querido-. son reglas que primero aturden al capitán Nathan Algren para luego despertar el respeto, la admiración, e incluso la emulación.


Zwick, aficionado a las historias grandes, de corte épico y heroico, Tiempos de gloria, Leyendas de pasión, En honor a la verdad y compañía, se encuentra como pez en el agua con dos horas y media de metraje, que le permiten rodar impresionantes escenas de batallas -con centenares de extras y a lo que parece, sin recurrir a efectos digitales para multiplicar el número de combatientes- magníficamente coreografíadas y acompañadas por la música de Hans Zimmer, lo mejor del film sin duda. El resto está bien llevado, Zwick sabe atrapar al espectador; aunque no deja de cargar esa visión un tanto ingenua de Oriente y la vida sencilla, frente a una civilización occidental donde resultaría poco menos que imposible encontrar el equilibrio. Tom Cruise aguanta el tipo como protagonista absoluto, aunque quizá tenga demasiado presente el modelo Costner para su personaje, incluido el punteado humorístico. Está bien apoyado por los desconocidos actores orientales (sobre todo Ken Watanabe) y el resto del reparto, que con su trabajo evitan los peligros del maniqueísmo excesivo.

TRAILER

In the 1870s, Captain Nathan Algren, a cynical veteran of the American Civil war who will work for anyone, is hired by Americans who want lucrative contracts with the Emperor of Japan to train the peasant conscripts for the first standing imperial army in modern warfare using firearms. The imperial Omura cabinet's first priority is to repress a rebellion of traditionalist Samurai -hereditary warriors- who remain devoted to the sacred dynasty but reject the Westernizing policy and even refuse firearms. Yet when his ill-prepared superior force sets out too soon, their panic allows the sword-wielding samurai to crush them. Badly wounded Algren's courageous stand makes the samurai leader Katsumoto spare his life; once nursed to health he learns to know and respect the old Japanese way, and participates as advisor in Katsumoto's failed attempt to save the Bushido tradition, but Omura gets repressive laws enacted- he must now choose to honor his loyalty to one of the embittered sides when the conflict returns to the battlefield.

"Una película ante la que te rindes por su energía, por su atrevida dirección, por sus interpretaciones (en particular las de Cruise y Watanabe) y, por encima de todo, por su romántica visión de un mundo perdido." (Richard Shickel: Time)

"Tan rica en la reconstrucción histórica del periodo como deficiente en su frescura dramática y en sus ideas temáticas." (Todd McCarthy: Variety)

"Bellamente diseñada, inteligentemente escrita, interpretada con convicción, "El último samurai" es una poco común película épica reflexiva. Su poderío sólo se compromete por un final que evita tímidamente de lo que la película va en realidad." (Roger Ebert: Chicago Sun-Times)

"Digna de ver por las secuencias de las batallas, llenas de una majestuosa brutalidad. (...) elegante puesta en escena (...) sus claves del sacrificio y el honor son evocadas con brío y simplicidad, mucho mejor que las conversaciones sobre el intercambio de ideas entre Algren y Katsumoto, que suenan a declaraciones en el Congreso." (Elvis Mitchell: The New York Times)

"Hay placeres dignos de tener en cuenta en la elegante y heroica "The Last Samurai" (El último samurai). Pero están todos en la superficie." (David Ansen: Newsweek)

"Una épica y consentida estupidez, tan falsa como condescendiente." (Lou Lumenick: New York Post)

"Hay algunas luchas de espadas estupendas. Pero, aún así, es una basura." (Stephen Hunter: The Washington Post)

"Es 'El último samurái' buen, incluso excelente, cine convencional: usa el buen cálculo, emplea con astucia reglas del clasicismo, construye situaciones brillantes y da cuerpo con pulso firme a una galería de personajes muy bien abocetados. (...) mecanismo de filmación solidísimo que, gracias a un guión muy bien hecho, un reparto excelente y una producción de lujo, emociona y, a ratos, cautiva." (Ángel Fdez. Santos: Diario El País)


2003: 4 nominaciones al Oscar, incluyendo mejor actor de reparto, vestuario, sonido
2003: 3 nominaciones al Globo de Oro: Mejor actor de reparto, actor de drama, bso
2003: National Board of Review: Mejor director (Edward Zwick)

Director: Edward Zwick. Intérpretes: Tom Cruise (Capitán Nathan Algren), Timothy Spall (Simon Graham), Ken Watanabe (Katsumoto), Billy Connolly (Zebulon Gant), Tony Goldwyn (Coronel Bagley), Hiroyuki Sanada (Ujio), Koyuki (Taka), Shichinosuke Nakamura (Emperador), Shun Sugata (Nakao), Seizo Fukumoto (El samurái mudo), Masato Harada (Omura), Shin Koyamada (Nobutada). Guión: John Logan, Edward Zwick y Marshall Herskovitz; basado en una historia original de John Logan. Música: Hans Zimmer. Fotografía: John Toll. Título Original: The Last Samaurai. Países: USA, Nueva Zelanda y Japón. Año: 2003.

27/04/09

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...