Estamos en proceso de actualización de nuestros contenidos

viernes, 16 de marzo de 2012

Viernes 13

Varios jóvenes pasan sus vacaciones en un campamento de verano, reabierto recientemente, y en el que unos años antes murió un joven ahogado en el lago. En poco tiempo, algunos de ellos son encontrados sin vida.

Film pionero del género de terror ochentero y más exactamente del subgénero "Slasher", que bien podría definirse como "asesino desconocido que se carga sanguinariamente a un grupo de jovencitos, uno por uno". La cosa comenzó con Halloween en 1978, obra de John Carpenter y luego se desarrolló con Viernes 13 dos años después y con Pesadilla en Elm Street en 1984, obra de Wes Craven. Así nacieron los slashers más conocidos del cine: Michael Myers, Jason Voorhees y Freddy Kruger. En este caso, la acción se sitúan en el idílico entorno natural de Crystal Lake (New Jersey), un campamento al que van a pasar unos días de verano un grupo de jóvenes con el fin de trabajar de monitores. Lo que no saben es que años atrás una horrible desgracia sucedió en dicho lugar, y además prefieren desoír los rumores que dicen que el campamento está maldito. Pronto se darán cuenta de su error. Como se ve el planteamiento no puede ser más simple. Poco a poco los chicos y las chicas van cayendo... Lógicamente, los personajes son ingenuos hasta la exageración, deambulan solos por ahí -si es en ropa interior, mejor-, abren puertas que no deberían abrir e, inexplicablemente, no saben esconderse en... ¡un enorme bosque! Con estos defectos típicos y ciertos momentos de inverosimilitud que conviene no desvelar, la película resulta finalmente aceptable gracias a algunos elementos de acompañamiento -ese sonido rítmico tan característico de "ch, ch, ch, ahh, ahh, ahh"-, bien dosificados, y a escenas de tensión creciente y lograda (como cuando Alice se está preparando el café en la cabaña). Por lo demás, Sean S. Cunningham homenajea (o copia) obras maestras del género, como Psicosis, de Alfred Hitchcock (también la música de Harry Manfredini recuera las cacofonías típicas del maestro Bernard Herrmann), y ofrece algún susto inolvidable. El reparto no es nada del otro mundo, y hay quien sobreactúa demasiado. Destaca la presencia de Kevin Bacon, curiosamente el único joven del film que triunfó en su carrera cinematográfica.

In 1957, at Camp Crystal Lake, a young boy named Jason Voorhees drowned. In 1958, two camp counselors were murdered. In 1962, fires and bad water thwarted the camp's reopening. Now, in 1979, Steve Christy finally reopens Camp Crystal Lake with the help of a few new counselors. Ignoring the warnings from a local wacko, the murders start once again while a mysterious stalker prowls the area. Is it Revenge that the killer is looking for? Who will survive the nightmare and live to tell the story?

"En su día daba miedo; hoy, no, pero tiene el encanto de lo que quiso ser agresivo y ahora es casi cándido."
(Miguel Ángel Palomo: Diario El País)

1982: Festival de Sitges: Sección oficial largometrajes a concurso
1980: 2 nominaciones a los Premios Razzie: Peor película y actriz sec. (Betsy Palmer)

Director: Sean S. Cunningham
Intérpretes: Adrienne King, Harry Crosby, Laurie Bartram, Jeannine Taylor, Kevin Bacon, Robbi Morgan, Peter Brouwer, Betsy Palmer, Mark Nelson
Guión: Victor Miller
Música: Harry Manfredini
Fotografía: Barry Abrams

Título Original: Friday the 13th
Año: 1980
País: EE.UU.

Duración: 92 min.
Género: Terror




CARTELERA

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...