Estamos en proceso de actualización de nuestros contenidos

martes, 30 de diciembre de 2008

Érase una vez...un cuento al revés

Érase una vez un país de cuento de hadas en el que todo iba bien: Cenicienta está en el baile, Rapunzel se deja crecer el pelo y la Bella Durmiente está a punto de recibir un gran beso. Pero cuando todo se dirige hacia el final feliz de las famosas perdices, algo va a fallar: el sabio mago que mantiene la balanza del bien y el mal equilibrada está de vacaciones, y sus dos asistentes, Munk y Mambo, se despistan y le dan la oportunidad a la malvada madrastra de Cenicienta de apoderarse de la varita mágica del mago. El objetivo de la malvada madrastra es adueñarse del País de los Cuentos de Hadas, dejar que los malos ganen y así cambiar el final de todos los cuentos para que no sea siempre feliz. Ahora Cenicienta (Ceni para sus amigos) está en un baile completamente diferente. En lugar de esperar a que el apuesto príncipe la encuentre, no le queda más remedio que despertar de su romántico sueño, encontrar una forma de frustrar los malvados planes de su madrastra y restablecer la balanza entre el bien y el mal.

Este título de animación digital llega a rebufo de Shrek y secuelas, en su afán transgresor del mundo de los cuentos. La idea central es que hay un mago que, con un par de ayudantes, controla que todos los cuentos del mundo mundial, discurran por sus tradicionales cauces, hasta el famoso "fueron felices y comieron perdices". Pero el caso es que el mago ha decidido irse de vacaciones y uno de sus ayudantes, deseoso de imprimir un poco de "marcha" a los cuentos, provoca que la madrastra del cuento de la Cenicienta se entere de que unos agentes externos se aseguran desde fuera que ella y todos los villanos acaben mal en sus historias. De modo que convoca a los malvados de todos los relatos tradicionales, y provoca una rebelión que puede ser catastrófica.


Contado, puede parecer hasta original. Lo cierto es que el film dirigido por Paul J. Bolger carece de chispa. Su humor es bastante elemental, y las ideas de que el mozo de cuadras puede ser mejor que el príncipe, y que las mujeres son a veces de armas tomar, con más personalidad que los varones, no son "la bomba". Además hay una insistencia poco inteligente en marcar las curvas de los personajes femeninos, y en emplear frases cuyo sentido se escapará a los más peques, bastante fuera de lugar, aunque sea con la idea de arrimar al ascua de la sardina peliculera al público adulto. La animación con ordenador, aunque cuidada, no alcanza la calida de otros títulos recientes.


As the story begins, an alliance of evil fairy tale-doers, led by Frieda, looks to take over Fairy Tale Land and take control of. But when Ella A.K.A. Cinderella realizes her own evil stepmother is out to ruin her storybook existence, she takes a dramatic turn and blossoms into the leader of the resistance effort.

"Comenzó como un film de animación al viejo estilo, y luego el productor John Williams (de "Shrek") y el director Paul J. Bolger lo cambiaron -durante la producción- a 3-D. El estilo final es una inconfortable amalgama de ambos." (Michael Wilmington: Chicago Tribune)

"Un film de animación colorido y agradable para el gran público." (Peter Debruge: Variety)

"Una parodia de los cuentos de hadas que es fea, poco divertida y que da dolor de cabeza." (Lou Lumenick: New York Post)

Director: Paul J. Bolger. Doblaje original: Sarah Michelle Gellar (Cenicienta), Sigourney Weaver (Frida), Freddie Prinze Jr. (Rick), Andy Dick (Mambo), Wallace Shawn (Munk), Patrick Warburton (príncipe), George Carlin (mago). Guión: Rob Moreland. Música: Paul Buckley. Fotografía: David Dulac. Montaje: Ringo Hess. Título Original: Happily n'ever after. Países: USA y Alemania. Año: 2007. Duración: 85 min. Género: Animación, comedia.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...