Estamos en proceso de actualización de nuestros contenidos

domingo, 25 de enero de 2009

Jumper

David Rice ha crecido con el misterioso poder que casi todos sueñan poseer: teletransportarse a cualquier lugar del mundo que imagine. Hasta ahora ha utilizado sus poderes para escapar de su pasado, alimentar su inmensa fortuna y permanecer completamente independiente. Nunca ha conocido límites, fronteras ni consecuencias. Pero cuando David descubre a otro joven igual que él, un exaltado trotamundos rebelde llamado Griffin, la verdad de su existencia se revela. Ya no es un curioso fenómeno singular de la naturaleza, sino parte de una larga línea de anomalías genéticas conocidas como "saltadores", que además nunca están a salvo. Ahora David ha sido identificado por la organización secreta dedicada a matarle, al igual que a todos los saltadores. Será perseguido sin descanso en una caza que nos llevará literalmente de un confín al otro de la Tierra, al tiempo que se convierte en una pieza clave de una guerra oculta que se ha desarrollado durante siglos, invisible para el resto de la humanidad.

Entretenido título juvenil, basado en una novela de Steven Gould. Entre el equipo de guionistas figura un especialista en el fantástico, David S. Goyer, y tras la cámara está Doug Liman, que mostró cierta maña en el cine de acción con el primer film de la saga Bourne. Hay que subrayar en el haber de la película su ritmo endiablado, y los espectaculares efectos especiales de "salto", que conducen al espectador de un punto exótico a otro del planeta con frenética celeridad.
Quizá no haya que buscar tres pies al gato, ante un film cuyo propósito principal, a semejanza de la reciente Transformers, es la pura diversión, proporcionada con muchas dosis de acción y abundante sentido del humor, con bromas a costa de los cómics de superhéroes. Pero siempre tiene interés rascar un poco en un film de este tipo, que a veces es un interesante espejo de elementos dominantes en la sociedad contemporánea. El enfoque del superhéroe con poderes especiales encaja con una mentalidad actual, caracterizada por la cortedad de miras. Frente a superhéroes de fuerte clasicismo, como Supermán o Spiderman, que parecían tener muy claro que "todo gran don conlleva una gran responsabilidad", y que frente a tentaciones de diverso género de utilizar sus habilidades en propio provecho, acababan sirviendo a sus semejantes abnegadamente, el David de este film se caracteriza por su individualismo y su soledad, que le conducen a pensar poco en los que tiene cerca, por ejemplo en su padre; resulta a este respecto muy significativa la breve escena en que David ve en televisión las inundaciones de Nueva Orléans, con gente sufriendo porque ha perdido su hogar, mientras él prefiere salir de marcha haciendo una "escapadita" a Londres. Tan es así que podríamos decir que Hayden Christensen parece haberse convertido en referente del héroe de nuevo cuño, bastante más voluble que los de antaño. Le pasaba a su Anakin Skywalker de la segunda trilogía de La guerra de las galaxias, en que su personaje se dejaba llevar por sus impulsos inmediatos, su amor por Amidala; y le pasa aquí, donde lo único que le salir de sí mismo es su amor por Millie.
También es sintomático de superficialidad la explicación de por qué los paladines están tan empeñados en eliminar a los jumpers. La cosa se identifica con el fanatismo religioso; de modo bastante elemental se equipara a los paladines con la inquisición y las cazas de brujas, que considerarían herético que los jumpers puedan estar "en todas partes", una prerrogativa divina. Resulta un poquito risible que tal sea su motivación, máxime cuando ellos, en su implacable persecución, acaban también apropiándose del herético don.
En un film como el que nos ocupa nadie debería esperar interpretaciones "a lo Shakespeare". Samuel L. Jackson parece pasárselo en grande con nuevo peinado y otro personaje friqui que añadir a su amplia galería. Sorprende gratamente Jamie Bell con su marcado acento británico y su "jumper" ya muy pasado de rosca. La presencia de Diane Lane resulta anecdótica, mientras que Hayden Christensen y Rachel Bilson dan el tipo deseable de parejita guaperas.

TRAILER

David Rice lives in Ann Arbor, Michigan. He was left by his mother when he was five years old. The teenaged David does not have a good relationship with his father; and he has a crush on his schoolmate Millie Harris. When David gives a snow globe with the Eiffel Tower to Millie, the bully Mark Kobold throws it onto a frozen river. David tries to retrieve the object, but the ice shatters and David fall under the ice. Suddenly he teleports himself to a library and discovers that he has the ability to jump anywhere he wants. He decides to run away from home, moving to New York, and uses his power to rob a bank vault. Eight years later, David is living in a fancy apartment in New York and having a life full of adventure, traveling to the most exotic places in the world. He decides to visit Millie in Ann Arbor and invites her to visit Rome. While in the Coliseum, David meets the jumper Griffin that explains to him that the dangerous Roland Cox and his team of paladins are chasing him and his family and friends are in danger.

"Es la película de Liman con menos acción y menos desarrollada, pero con todo entrega trepidante acción durante un breve tiempo y establece las bases sobre las que construir una gran franquicia." (Olly Richards: Empire)

"Jumper es básicamente un concepto ambicioso pero que invierte poco en los personajes o la historia." (Kevin Crust: Los Angeles Times)

"Una premisa intrigante que se torna en una aventura de ciencia ficción totalmente ridícula e incoherente." (Lou Lumenick: New York Post)


"No ayuda que las interpretaciones son blandas y que los diálogos son poco inspirados. Corta de imaginación y apoyada en un lánguido héroe, 'Jumper' es un imaginativo vuelo que nunca logra despegar del todo." (Claudia Puig: USA Today)

"Una mezcolanza de géneros con poca coherencia." (Manohla Dargis: The New York Times)

"Doug Liman monta un espectáculo aún más atropellado que su anterior 'Sr. y Sra. Smith' y se permite toda clase de facilidades y licencias para saltarse la lógica de la narración, mezclando mala comedia con mal melodrama" (Francisco Marinero: Diario El Mundo)

Director: Doug Liman.  Intérpretes: Hayden Christensen (David Rice), Jamie Bell (Griffin), Samuel L. Jackson (Roland), Rachel Bilson (Millie Harris), Diane Lane (Mary Rice), Michael Rooker (William Rice), AnnaSophia Robb (joven Millie), Max Thieriot (joven David), Tom Hulce (Sr. Bowker), Kristen Stewart (Sophie), Teddy Dunn (Mark Kobold). Guión: David S. Goyer, Simon Kinberg, Jim Uhls. Música: John Powell. Fotografía: Barry Peterson. País: USA. Año: 2008. Duración: 88 min. Género: Acción, ciencia-ficción, thriller.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...