Estamos en proceso de actualización de nuestros contenidos

martes, 3 de febrero de 2009

Ponyo en el acantilado

Sosuke, un niño de cinco años, vive en lo más alto de un acantilado que da al mar. Una mañana, mientras juega en una playa rocosa que hay bajo su casa, se encuentra con una 'pececita' de colores llamada Ponyo, con la cabeza atascada en un tarro de mermelada. Sosuke la rescata y la guarda en un cubo verde de plástico. Ponyo y Sosuke sienten una fascinación mutua. Él le dice: “No te preocupes, te protegeré y cuidaré de ti”. Sin embargo, el padre de Ponyo, Fujimoto, que en otro tiempo fue humano y ahora es un hechicero que vive en lo más profundo del océano, la obliga a regresar con él a las profundidades del mar. “¡Quiero ser humana!”, exclama Ponyo y, decidida a convertirse en una niña y regresar con Sosuke, escapa. "Ponyo en el acantilado" es una aventura mágica sobre la fuerza de la amistad y el poder de la naturaleza que traslada a la gran pantalla la particular visión del director sobre el cuento de la Sirenita.

Otra de las maravillas animadas con que nos suele obsequiar el genial Hayao Miyazaki. Su película es pura poesía, una delicia en cada uno de sus fotogramas. Siguiendo la tradición del 'anime' japonés, demuestra que no es necesario apabullar con las herramientas de ordenador -las usa con mesura y sabe que son eso, herramientas- para obsequiarnos con una historia deliciosa, de personajes bien construidos. Resulta conmovedora la estrecha relación que se establece entre Sosuke y Ponyo, que en un momento dado exigirá una gran prueba de amor. Además, es un encanto la madre de Sosuke, Lisa, una mujer muy activa y decidida -conduce por las serpenteantes carreteras del acantilado con una soltura que ni Fernando Alonso...-, trabaja con empeño en una residencia de anciano -otro acierto, el plantel de viejitas, muy bien presentado- y se plantea bien por ejemplo la decepción cuando su marido Koichi, capitán de barco, anuncia que no estará para cenar una determinada noche. Miyazaki transmite emociones, tan pronto nos conmueve como nos hace reír. O nos hace vibrar en la noche de la gran tormenta, la emoción de las olas que sacuden la costa, y que podrían ser el prólogo de un gran tsunami. Por supuesto, en el diseño de personajes destacan los pececillos, muy graciosos.
Miyazaki, director y guionista, demuestra que ni siquiera es necesario contar con un supervillano para sacar adelante una película animada. Llama la atención lo positivos que son sus personajes, la naturalidad con que despliegan sus virtudes, la generosidad, el espíritu de servicio, la alegría, la gratitud. Por supuesto que puede haber reacciones intempestivas, un ecológico toque de atención acerca del descuido en tantas personas de las cuestiones de la naturaleza o una anciana cascarrabias, pero en el cineasta nipón domina un optimismo antropológico muy de agradecer en los tiempos que corren.

TRAILER

The son of a sailor, 5-year old Sosuke lives a quiet life on an oceanside cliff with his mother Lisa. One fateful day, he finds a beautiful goldfish trapped in a bottle on the beach and upon rescuing her, names her Ponyo. But she is no ordinary goldfish. The daughter of a masterful wizard and a sea goddess, Ponyo uses her father's magic to transform herself into a young girl and quickly falls in love with Sosuke, but the use of such powerful sorcery causes a dangerous imbalance in the world. As the moon steadily draws nearer to the earth and Ponyo's father sends the ocean's mighty waves to find his daughter, the two children embark on an adventure of a lifetime to save the world and fulfill Ponyo's dreams of becoming human.

"Es la cinta de Miyazaki menos visionaria, más conservadora y, pese a ello, deslumbra. (...) Un canto apasionado al lápiz" (Luis Martínez: Diario El Mundo)

"Buenos e imaginativos dibujos y una historia llena de ternura y buen rollo" (E. Rodríguez Marchante: Diario ABC)

"Veo y escucho con bastante agrado el romance entre un anfibio y un niño." (Carlos Boyero: Diario El País)

"Una película genuinamente infantil -y orgullosa de serlo- (...) la labor de síntesis gráfica es delicadísima y el relato brilla tanto en sus erupciones épicas (casi wagnerianas) como en el manejo de lo minúsculo" (Jordi Costa: Diario El País)

Dirección y guión: Hayao Miyazaki. Música: Joe Hisaishi. Fotografía: Atsushi Okui. Montaje: Takeshi Seyama. Dirección artística: Noboru Yoshida. Título Original: Gake no Ue no Ponyo (Ponyo on the Cliff by the Sea) País: Japón. Año: 2008. Duración: 100 min. Género: Animación, aventuras, familiar.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...