Estamos en proceso de actualización de nuestros contenidos

viernes, 1 de octubre de 2010

Adiós a mi concubina

China, 1925. Los militares gobiernan Pekín y, aunque en la ciudad la situación política es inestable, hay una constante en la vida cotidiana: la ópera, un espectáculo donde incluso los personajes femeninos deben ser representados por hombres. Entre los nuevos muchachos destinados a ser estrellas de la ópera de Pekín se encuentra el delicado Douzi y Shitou, que le toma bajo su protección. Ambos forjan una gran amistad, y Douzi se enamora profundamente del chico mayor. Como Douzi tiene la belleza de una mujer, le forman en papeles femeninos, mientras que al atlético Shitou le entrenan principalmente para papeles militares. Entre las óperas que estudian se encuentra "Adiós a mi concubina"...

El director Chen Kaige amontonó premios con este film, entre otros, la Palma de Oro en Cannes. Lo hace con una película plenamente oriental, más hermética y menos accesible que las de su compatriota Zhang Yimou. Esto ya se notaba en Tierra amarilla y El rey de los niños, pero se hace patente en una historia basada en la novela homónima de Lilian Lee, que tiene como marco central la ópera china: un mundo bastante alejado de las coordenadas propias de la mentalidad occidental.


Kaige aborda el tema del determinismo -algo recurrente en los filmes de Yimou-, el de las circunstancias sociales que pueden provocar que una vida transcurra por cauces muy concretos. Y lo hace afirmando por boca de uno de sus personajes que cada cual se labra su propio destino a través de pequeños pasos en determinada dirección. Resulta interesante la proposición de Kaige ya que fácilmente acontecimientos que se suceden en el film -aprendizaje brutal, encarnación de papeles femeninos, la irrupción de una mujer, la represión de la revolución cultural- podían ser invocados como excusas plausibles del comportamiento de los personajes. Pero Kaige dice a través de Dieyi que eso sólo explica una parte de las acciones de las personas.

El director desarrolla su historia con una puesta en escena parsimoniosa pero fascinante, explotando las posibilidades que ofrece la ópera china de colorido, gestualidad y sonidos, mostrada a través de la deslumbrante fotografía de Gu Changwei. Se juega maravillosamente con luces, sombras y reflejos, o se dan buenas soluciones visuales. Una muy efectiva es la discusión que tienen los miembros de la compañía acerca de las nuevas ideas sobre la ópera venidas por el dominio comunista -es valiente Kaige al criticar el ahogo de la cultura que trajo consigo Mao-, en la que se juega con las transparencias que han de servir de fondo a una representación.
"Farewell, My Concubine" is a movie with two parallel, intertwined stories. It is the story of two performers in the Beijing Opera, stage brothers, and the woman who comes between them. At the same time, it attempts to do no less than squeeze the entire political history of China in the twentieth century into a three-hour time-frame.

1993: 2 nominaciones al Oscar: Mejor película de habla no inglesa, fotografía
1993: Globo de Oro: Mejor película de habla no inglesa
1993: BAFTA: Mejor película de habla no inglesa
1993: 2 premios en Festival de Cannes: Palma de Oro, premio FIPRESCI
1993: Nominada al Cesar: Mejor película extranjera
1993: National Board of Review: Mejor película de habla no inglesa
1993: 2 premios Círculo de críticos de Nueva York: Mejor actriz de reparto, film extranjero

Director: Chen Kaige. Intérpretes: Gong Li, Leslie Cheung, Zhang Fengyi, Lu Qi, Ying Da, Ge You, Li Chun, Lei Han, Li Dan. Argumento: Lillian Lee (Novela "Ba wang bie ji"). Guión: Lei Bik-Wa, Lu Wei, Lilian Lee. Música: Zhao Jiping. Fotografía: Gu Changwei. Título Original: Ba wang bie ji. Año: 1993. País: China, Hong Kong. Duración: 165 min. Género: Drama, Romántico.





ESTRENO DE LA SEMANA
BURIED
Paul Conroy (Ryan Reynolds), padre de familia y contratista civil en Irak, es secuestrado y despierta enterrado vivo en un viejo ataúd de madera, teniendo en su poder únicamente un teléfono móvil, una vela y un cuchillo. El móvil está casi agotado, pero es el único medio para tratar de escapar de su agónica pesadilla. La cobertura precaria y la exhausta batería son sus mortales enemigos en una carrera a vida o muerte contra el tiempo: sólo dispone de 90 minutos para lograr su rescate antes de que se le agote el oxígeno... Aclamado film de suspense presentado en Sundance 2010.
Título Original: Buried (Enterrado)
Director: Rodrigo Cortés. Intérpretes: Ryan Reynolds (Paul Conroy), Ivana Miño, Stephen Tobolowsky, Samantha Mathis, Dianne Farr, Rob Paterson. Guión: Chris Sparling. Producción: Adrián Guerra y Peter Safran. Música: Víctor Reyes. Fotografía: Eduard Grau. Montaje: Rodrigo Cortés. Dirección artística: María de la Cámara y Gabriel Paré. Países: España y USA. Año: 2010. Duración: 94 min. Género: Thriller.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...