Estamos en proceso de actualización de nuestros contenidos

viernes, 17 de febrero de 2012

Bright Star

Amor. Amor apasionado, romántico, espiritual, total, que lleva a tener al amado en la cabeza las 24 horas del día. Donde la distinta sensibilidad no impide el deseo de comunión, y donde lo principal no es consumar el amor físicamente, cuanto antes. Este tipo de amor es el que unió al genial poeta inglés del siglo XIX John Keats con Fanny Brawne, una joven brillante, que vive una vida apacible de alterne y bordados de costura junto a su madre viuda y sus dos hermanos pequeños, como si de una auténtica heroína de Jane Austen se tratara. De una relación inicial donde se marcan más las diferencias -el alma de artista de él frente a la mente pragmática y ajena a la poesía de ella-, acentuadas por la amistad de Keats con Charles Brown, quien desprecia sin disimulos a Brawne, se pasará a un progresivo acercamiento. A Keats le agrada la familia de Fanny, y los esfuerzos de ella por crecer en aprecio por la poesía; y a la joven incansablemente enamorada le conmueven los cuidados de John a su hermano enfermo. Cuando los sentimientos mutuos se clarifican, también parecen más imponentes los obstáculos para un posible matrimonio: él no es un escritor reconocido, sin posición social le carcomen las deudas y su salud es quebradiza.

La directora neozelandesa Jane Campion, que describió muy gráficamente unos amores decimonónicos en El piano, aborda aquí una historia romántica de corte visual parecido -vestuario y fotografía aproximan uno y otro film-, pero con enfoque moral completamente diverso. Coinciden las películas en la pasión, pero en Bright Star hay fidelidad amorosa, atención a la conciencia, respeto al otro. Y esto concede al amor de Keats y Brawne un aura hermosa, que hasta supera las limitaciones de una Campion algo reiterativa, que en cierto momento se estanca -cansa un poco, por ejemplo, el Brown burlón-, aunque sea para abundar en ese amor grande que no sabe de obstáculos. La pareja protagonista -Abbie Cornish, Ben Whishaw-, poco conocidos, están muy bien, así como los otros actores, que en sus pequeños papeles -hermanos, madre, amigo...- componen su atractivo cortejo. La directora hace un uso razonable y hermoso de las poesías de Keats, incluida la que acompaña a los títulos de crédito finales, que resulta obligatorio escuchar en su lengua original.


It's 1818 in Hampstead Village on the outskirts of London. Poet Charles Brown lives in one half of a house, the Dilkes family who live in the other half. Through their association with the Dilkes, the fatherless Brawne family know Mr. Brown. The Brawne's eldest daughter, Fanny Brawne, and Mr. Brown don't like each other. She thinks he's arrogant and rude, and he feels that she is pretentious, knowing only how to sew (admittedly well as she makes all her own fashionable clothes), flirt and give opinions on subjects about which she knows nothing. Insecure struggling poet 'John Keats' comes to live with his friend, Mr. Brown. Miss Brawne and Mr. Keats have a mutual attraction to each other, a relationship which however is slow to develop in part since Mr. Brown does whatever he can to keep the two apart. But other obstacles face the couple, including their eventual overwhelming passion for each other clouding their view of what the other does...

"Bright Star satisface una necesidad que puede que que no supiésemos que teníamos; la necesidad de una emocional historia de amor exquisitamente hecha, que une la pasión desgarradora a un formidable cine de contención, (...) un film excepcional" 
(Kenneth Turan: Los Angeles Times)

"Íntima como un suspiro, inmediata como un rubor y universal como el primer amor (...) La película palpita absolutamente con lo sensual y lo espiritual." 
(Carrie Rickey: Philadelphia Inquirer)

"Bright Star precisamente no brilla demasiado. (...) Tediosa cuando debía subyugar" 
(Pablo O. Scholz: Diario Clarín)

"Un cine a contrapelo, modelado, clásico, poético, bien hablado, que busca sentimientos profundos (...) me gustó el modo de contar esa historia hiper romántica (...) se recorre ese difícil camino de lo muy romántico sin que resulte ni blando ni previsible." 
(E. Rodríguez Marchante: Diario ABC)

"Campion vuelve a las andadas contando la historia de amor reprimido (...) El resultado es una película demasiado contenida en lo narrativo y muy hermosa en lo formal. Falta la pasión de 'El piano', pero es correcta." 
(Sergi Sánchez: Diario La Razón)

"Cine de campiña inglesa describiendo amores condenados al fracaso (...) Es muy pulcra, está bien contada, pero no deja poso." 
(Carlos Boyero: Diario El País)

"Una esmeradísima dirección artística lleva al espectador al mejor de los escenarios. (...) Pronto, las esperanzas desaparecen (...) la cinta se alarga más allá de lo razonable." 
(Luis Martínez: Diario El Mundo)

"La intención última, y muy loable, es la de equiparar la propia cadencia del filme con el de algunas baladas de Keats (...) imágenes y palabras logran fundirse con una cadencia especial." 
(Quim Casas: Diario El Periódico)

2009: Nominada al Oscar: Mejor vestuario
2009: Nominada Premios BAFTA: Mejor vestuario
2009: Cannes: Nominada a la Palma de Oro (mejor película)

Director: Jane Campion
Intérpretes: Abbie Cornish, Ben Whishaw, Paul Schneider, Kerry Fox, Edie Martin, Thomas Sangster, Claudie Blakley, Gerard Monaco
Argumento: Andrew Motion (Biografía "Keats")
Guión: Jane Campion
Música: Mark Bradshaw
Fotografía: Greig Fraser
Año: 2009
País: Australia, Francia, Reino Unido
Duración: 119 min.
Género: Biográfico, Drama, Romántico

CARTELERA
Haz click sobre la imagen para verla mejor

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...