Estamos en proceso de actualización de nuestros contenidos

domingo, 26 de febrero de 2012

El camino de los ingleses

Miguelito Dávila (Alberto Amarilla) es un joven de espíritu inquieto al que una enfermedad renal ha llevado a pasar una temporada en el hospital. Allí ha conocido a un hombre culto que le ha abierto la posibilidad de imaginar una vida mejor a través de la poesía, de la aventura interior. Miguelito piensa que un día podrá dejar su trabajo en una pequeña ferretería y ser poeta. En el verano en el que transcurre nuestra historia encuentra a Luli (María Ruiz), su musa, y comienza un idilio con ella. Será el mismo verano en el que, junto a sus amigos, un grupo cerrado compuesto por Babirusa (Raúl Arévalo), Paco Frontón (Félix Gómez) y Moratalla (Mario Casas), emprenda una andadura que va a resultar crucial en sus vidas. Miguelito va a conocer también a una profesora (Victoria Abril) con la que inicia una relación paralela, al tiempo que Luli es asediada por Cardona (Antonio Garrido), un hombre seductor y mayor que ella. Alguien que, de modo aparentemente desinteresado, le promete ayuda en sus estudios de baile, en su posibilidad de escapar de la realidad gris que le rodea. Cuando Cardona descubra que Miguelito es infiel a Luli, verá abierto un camino para aproximarse a ella, el mismo camino que acabará alejando a Miguelito de su sueño.

El film, adaptación de una novela de Antonio Soler, transcurre durante un verano. Y aunque las coordenadas espaciotemporales no se definen con un explícito letrero, estamos en la querida Málaga de Banderas, a mediados de los años 70. Con la voz en off de un recién estrenado locutor de radio, que da a sus comentarios sobre el tiempo un tinte de poesía, seguimos el deambular de Miguelito. Éste es un joven al que acaban de extirpar un riñón, y en cuya estancia hospitalaria, gracias a las charlas con su compañero de habitación, ha descubierto que existe "otro mundo", el de los sentimientos expresados a través del verso. Su primer amor, una joven con la que coincide en la piscina; sus problemáticos amigos y conocidos, con sus circunstancias, que incluyen un suicidio; la profesora, que le da otra visión de la literatura y las cuitas amorosas. Con estos elementos, típicos de las historias iniciáticas, agitados de modo singular en su coctelera, Banderas rememora lo que a la postre parecen, tamizados por la obra de Soler, sus recuerdos juveniles, su ingreso en la edad adulta y sus hasta entonces desconocidas posibilidades. Banderas director demuestra gusto en el encuadre (el arranque en la mesa de operaciones, sin ir más lejos), el montaje y el puntear de la música, aunque llega a hacerse cargante en la premiosa exposición. El tramo final del film, bellamente pasado por agua, es una buena muestra de sensibilidad. Pero pesa demasiado el limitado, limitadísimo horizonte vital de los personajes. Permitiendo una entrada excesiva al erotismo y al sexo sin compromiso -voyeurismo, prostitución, primeras experiencias, lecciones de alcoba.-, las posibilidades de la juventud quedan reducidas al mínimo. El nuevo mundo por descubrir sólo cabe intuirlo, pero Banderas no nos muestra, siquiera, la punta de ese gran iceberg.


A coming-of-age tale charting the first loves, lusts and obsessions of friends on vacation at the end of the 1970s.

"Un trabajo complejo, con cierto tinte intelectual, difícil y arriesgado (...) admirable en su intención y desarrollo, pero con claves poéticas que pueden atragantarse al receptor." 
(José Manuel Cuéllar: Diario ABC)

"Una película arriesgada, personal, alejada de la narrativa tradicional y de los gustos de la mayoría, (...) también es una película fallida, grandilocuente, falsamente poética, desequilibrada, lejana." 
(Javier Ocaña: Diario El País)

"Un artefacto apasionante (...) posee una belleza, una fuerza y una carga sentimental sencillamente apabullantes. Y afronta impávida que en ella se entra o no se entra, se la ama o se queda uno sencillamente en fuera de juego." 
(M. Torreiro: Fotogramas)

"Una obra valiente, ansiosa, visceral, con un director que se ofrece a tumba abierta (...) película emotiva, de afán casi suicida." 
(Miguel Ángel Palomo: Diario El País)

Director: Antonio Banderas
Intérpretes: Alberto Amarilla, María Ruiz, Félix Gómez, Raúl Arévalo, Fran Perea, Marta Nieto, Juan Diego, Victoria Abril, Cuca Escribano
Guión: Antonio Soler
Música: Antonio Meliveo, José Villalobos
Fotografía: Xavi Giménez
Año: 2006
Duración: 120 min.
Género: Drama

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...