Estamos en proceso de actualización de nuestros contenidos

sábado, 14 de marzo de 2009

Una Pareja de Tres

Mientras cae la nieve en su noche de bodas, los recién casados John y Jenny Grogan (Owen Wilson y Jennifer Aniston) toman la decisión de dejar atrás los duros inviernos de Michigan y trasladarse al sur para iniciar su nueva vida en la zona oeste de Palm Beach, Florida. Consiguen trabajo en periódicos rivales de la localidad, adquieren su primer hogar y comienzan a enfrentarse a los desafíos que suponen un nuevo matrimonio, nuevas carreras profesionales y, posiblemente, la decisión que transformará sus vidas: formar una familia. Dudando de su capacidad para criar a un niño, John le confiesa su inquietud a su amigo y compañero de trabajo Sebastian (Eric Dane), a quien se le ocurre la solución perfecta: John tiene que regalarle a Jenny un cachorro. “Es facilísimo”, dice Sebastian, “sólo tienes que pasearlos, alimentarlos y dejarlos sueltos de vez en cuando”. Y entonces llegó Marley. Los Grogan adquieren una monada de perro, un Labrador de pelo rubio y poco más de cinco kilos peso, que en nada de tiempo crece hasta llegar a ser una apisonadora de casi 46 kilos y con una energía tan arrolladora que convierte el hogar de los Grogan en un completo caos.

David Frankel ya conectó con el público en El diablo viste de Prada. Aquí logra esa misma conexión, porque su historia es completamente universal, y se puede empatizar con ella. El cineasta, que maneja un sólido guión de Scott Frank y Don Roos, aborda la increíble aventura de formar una familia, mucho más arriesgada y apasionante que la vivida por Sebastian, enviado especial del New York Times en lugares en conflicto. Puede que John haya tenido que prescindir de un desarrollo profesional en esa línea, o que el compromiso de Jennifer de volcarse en el hogar tenga un precio alto, pero se insiste -y se apuntala bien- en la idea que se trata de una aventura tremendamente gratificante, porque se apoya en el sólido fundamento del amor y de la entrega.

Contiene el film momentos muy divertidos, Owen Wilson y Jennifer Aniston bordan sus papeles, porque combinan el humor, con una buena caracterización de los momentos en que están desbordados. Y hay buenos secundarios, una inesperada Kathleen Turner, un eficaz Eric Dane y un estupendo Alan Arkin. Frankel maneja muy bien un vertiginoso pasaje en que encadena lo que sería un montón de divertidas columnas de John.

Muchos dirán que la gran estrella de la película es Marley, el perro, y no les faltará razón, aunque en honor a la verdad hay que decir que parece que hasta 22 canes fueron usados para el papel. El caso es que el perro se convierte en un miembro más de la familia, y se hace querer, no es de esos chuchos insoportables que a veces se cuelan en las películas, y que sólo se dedican a hacer monerías. El afecto que padres e hijos cobran por Marley es comprensible y no resulta desmesurado, Frankel lo sabe mantener en los términos justos de quienes, en el caso de los padres, han pasado tantas cosas junto al animal. De los sacrificios a que obliga el compromiso familiar es muy representativo ese collar, regalo de John a Jennifer, que se traga Marley. La posterior espera y desmenuzamiento de los excrementos con una manguera, es una adecuada metáfora de cómo, las cosas que merecen la pena, exigen pasar por algunas tribulaciones.

TRAILER
After their wedding, newspaper writers John and Jennifer Grogan move to Florida. In an attempt to stall Jennifer's "biological clock", John gives her a puppy. While the puppy Marley grows into a 100 pound dog, he loses none of his puppy energy or rambunctiousness. Meanwhile, Marley gains no self-discipline. Marley's antics give John rich material for his newspaper column. As the Grogans mature and have children of their own, Marley continues to test everyone's patience by acting like the world's most impulsive dog.


"Marley & Me puede que sea fácil de ver, pero -incluso para los amantes de los perros- también es fácil de olvidar. (...) razonablemente entretenida y pensada perfectamente para toda la familia." (Claudia Puig: USA Today)

"Una alegre película familiar (...) Cuando Marley no sale en pantalla, Wilson y Aniston demuestran su talento para la comedia. Tienen una relación que no es ni en plan telecomedia, ni en plan sentimental, sino básicamente inteligente y realista." (Roger Ebert: Chicago Sun-Times)

"Una imperfecta, desordenada y a ratos cansina película que tiene momentos de genuina dulzura y algunas gotas de humor entre la sacarina y la tristeza." (Betsy Sharkey: Los Angeles Times)

"Parece un 'totum revolutum' infumable, pero en manos de David Frankel y sus nada desdeñables guionistas, adquiere un raro atractivo a pesar de sus desperfectos neoconservadores. (...) el relato funciona a la perfección (incluido su regodeo en el dolor)" (Javier Ocaña: Diario El País)

"Frinkel (...) añade a su cogollo capas de melodrama familiar generacional, costumbrismo laboralista y hasta ladridos de cine-peluche para todos los públicos, contaminando fatalmente el guiso." (Javier Cortijo: Diario ABC)


Director: David Frankel. Intérpretes: Owen Wilson (John Grogan), Jennifer Aniston (Jenny Grogan), Eric Dane (Sebastian Tunney), Alan Arkin (Arnie Klein), Kathleen Turner (Sra. Kornblutt). Guión: Scott Frank y Don Roos; basado en el libro de John Grogan.Música: Theodore Shapiro. Fotografía: Florian Ballhaus. Título Original: Marley & me. País: USA. Año: 2008. Duración: 115 min. Género: Comedia romántica.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...