Estamos en proceso de actualización de nuestros contenidos

domingo, 8 de diciembre de 2013

La Jungla: Buen día para morir

El policía John McClane (Bruce Willis) se encuentra por sorpresa en Moscú con su hijo Jack (Jai Courtney) en el lugar y momento equivocados. Con los peores elementos de los bajos fondos rusos tras ellos y luchando contrarreloj para evitar una guerra, los dos McClane descubren que sus métodos opuestos para enfrentarse a las dificultades les pueden venir bien para aunar fuerzas para mantenerse vivos.

John McClane no envejece, o al menos eso da a entender esta quinta entrega de la que ya es una de las sagas más exitosas de Hollywood. Conforme han ido pasado los años (desde la lejana Jungla de cristal de 1988), el protagonista tan sólo ha perdido pelo. Mantiene su inconfundible sorna, su tozudez frente a la adversidad y su resistencia física, hasta el punto de que su cuerpo ha adquirido la característica de ser indestructible. Es inimaginable la cantidad de golpes que sufre en La Jungla: Un buen día para morir, y más inimaginable aún lo ileso que sale de cada uno de sus accidentes, explosiones, disparos, caídas al vacío, etc. El espectador ha de rendir el juicio desde la primera, hiperdestructiva y larguísima secuencia del rescate en el juzgado y la posterior huida por la autopista, si no quiere sentir un cortocircuito cerebral. Más que en ningún otro film de la saga el guión se consolida aquí como una enorme excusa para ofrecer un alocado circo de fuegos artificiales y actuaciones más propias de superhéroes que de personas de carne y hueso. Algún giro hay, y los guionistas se descuelgan con un par de diálogos de más de dos líneas con la pretensión de dar algo de juego a la tirante relación entre padre e hijo. Pero no dejan de ser simples transiciones entre el silbar de las balas y el fuego de las granadas. Porque en este fin no hay otra cosa que acción desenfrenada y hueca, y desde luego la mesura no es un concepto que maneje el director John Moore, responsable de títulos desiguales como Tras la línea enemiga o Max Payne. Ciertamente, en La Jungla: Un buen día para morir lo único que se puede decir de Moore es que rueda bien las escenas de acción.


Iconoclastic, take-no-prisoners cop John McClane, for the first time, finds himself on foreign soil after traveling to Moscow to help his wayward son Jack - unaware that Jack is really a highly-trained CIA operative out to stop a nuclear weapons heist. With the Russian underworld in pursuit, and battling a countdown to war, the two McClanes discover that their opposing methods make them unstoppable heroes.


"Agresiva y pesada al mismo tiempo, 'La jungla 5' apenas resiste la escala Richter de pelis de acción. Dispara por aquí, explota por allá, y luego felizmente se acaba."
Ann Hornaday: The Washington Post 

"McClane ha sido despojado de cualquier indicativo de ser un personaje verdaderamente tridimensional. Es como si estuviésemos viendo una película de Bruce Willis en la que Bruce Willis puede sobrevivir a cualquier cosa mientras se carga a los villanos, al estilo videojuego." 
Richard Roeper: Chicago Sun-Times

"Realmente deseaba que esta entrega fuese buena. O al menos, decente. O al menos, un recordatorio de lo que nos enardeció con la original de 1988. Pero 'A Good Day To Die Hard', la quinta de una serie agotada creativamente, es una mierda absoluta"
Peter Travers: Rolling Stone

"Desagradable, excesiva y a ratos aburrida." 
Claudia Puig: USA Today

"No estoy seguro que el film sepa adónde va. No estoy seguro que siquiera le importe."
Xan Brooks: The Guardian

"No es sólo la más floja de la saga de 'La jungla de cristal', es una pesíma película de acción por si sola." 
Michael Phillips: Chicago Tribune

"Los cielos plomizos de Moscú y Chernóbil, que parecen aplastar la acción, condicionan el tono de un conjunto donde las características frases ingeniosas de McClane caen como balas de fogueo en un festival pirotécnico vaciado de carisma" external-link
Jordi Costa: Diario El País

"Todo lo que hizo memorable a la primera 'La jungla de cristal' - los matices del personaje, el subtexto político, el ingenio vaquero - se ha idiotizado o borrado completamente" 
A. O. Scott: The New York Times

"Los primeros compases del filme prometen algo que luego se evapora pronto (...) Da la sospechosa impresión de que el otrora carismático John McClane parece no importarle ni al director, ni a los guionistas, ni a nadie. Qué pena, y qué lejos queda ya aquel tipo encantador un poco absurdo y en camiseta"
Carmen L. Lobo: Diario La Razón

"Más allá de todo el conjunto de acción, muy encomiable, han conseguido meter dos vueltas de tuerca al guión para pillarnos por sorpresa y hacer trucos de magia inesperados. El resto ya lo saben (...) No pidan más que lo que hay."
José Manuel Cuéllar: Diario ABC 

"Parece haber sido concebida, escrita, rodada y montada precipitadamente, con el piloto automático, sin pulir el texto, ni las escenas, ni los encuadres, con el fin de llegar a tiempo a las pantallas en el vigésimo quinto aniversario de la saga. Una saga que ya acusa desgaste y fecha de caducidad" external-link
Jordi Batlle Caminal: Fotogramas

Director: John Moore
Intérpretes: Bruce Willis, Mary Elizabeth Winstead, Jai Courtney, Sebastian Koch, Yuliya Snigir, Cole Hauser
Argumento: Roderick Thorp
Guión: Skip Woods
Música: Marco Beltrami
Fotografía: Jonathan Sela
Título Original: A Good Day to Die Hard
Año: 2013
País: EE.UU.
Duración: 98 min.
Género: Acción

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...