Estamos en proceso de actualización de nuestros contenidos

miércoles, 11 de diciembre de 2013

La maldición de Dark Lake

Basada en la novela homónima de Stephen King, Un saco de huesos (también conocida como La maldición de Dark Lake) ofrece exactamente lo que cabe esperar de un producto de terror con toques sobrenaturales. Su protagonista, Pierce Brosnan es su principal reclamo y no “decepciona”, ofrece como siempre una batería –limitada– de posturas, gestos faciales y en definitiva la misma dosis de sobreactuación a la que ha acostumbrado a los espectadores de sus películas. Pero en este caso poco podría hacer aunque declamase a Shakespeare como los ángeles, ya que hablamos de una serie cargada de tópicos, en torno a un extraño misterio del pasado que afecta a un grupo de personajes en la actualidad. Y lo que tiene que hacer Brosnan está en el manual básico de cualquier actor: ser encantador, llorar, amar y matar. Teniendo en cuenta que el agente 007 mata igual que llora o se toma un martini, sólo tiene que poner tres expresiones diferentes. Y basta.

Interpretaciones a un lado, la miniserie (dos capítulos de hora y veinte de duración aproximadamente) a priori cuenta con todos los requisitos del género y en una obra del especialista del terror Stephen King. La historia está protagonizada por la pareja perfecta. Él es un escritor de Best sellers, Mike Noonan y ella, Jo Noonan, la mejor esposa del mundo. Se ayudan, se apoyan y se adoran, pero un día ella sufre un fatídico accidente y fallece, y él descubre que estaba embarazada. Sumido en una profunda tristeza decide irse a la casa del lago, en la que ella pasó mucho tiempo mientras él escribía en la ciudad. Allí, cómo no, empiezan a pasar cosas extrañas. Música que comienza a reproducirse en mitad de la noche, vasos que se rompen, imanes de letras en la nevera que reproducen mensajes inquietantes, visiones de su difunta mujer... Un gran número de elementos -más que vistos por cierto- van guiando a Noonan hacia el descubrimiento de una macabra historia sucedida en el pasado. La resolución del misterio no aporta nada nuevo, no disgusta del todo, aunque los elementos que aderezan la historia no acaban de cuadrar, incluso llegan a chirriar, como cuando una anciana decrépita le propina un puñetazo a Brosnan y le hace caer por un acantilado. Eso después de verlo correr y ponerse en forma por el bosque. No cuela. De todas maneras, la serie tiene un pase (sólo uno), porque es cierto que la tensión se mantiene y algún sobresalto provocará en el sofá. Como producto menor, se deja ver.


Bestselling novelist Mike Noonan, unable to cope after his wife's sudden death, returns to the couple's lakeside retreat in Maine, where he becomes involved in a custody battle between a young widow and her child's enormously wealthy grandfather. Mike inexplicably receives mysterious ghostly visitations, escalating nightmares and the realization that his late wife still has something to tell him.

Director: Mick Garris
Intérpretes: Pierce Brosnan, Melissa George, William Schallert, Anika Noni Rose, Caitlin Carmichael, Annabeth Gish, Gary Levert, Matt Frewer
Argumento: Stephen King (novela)
Guión: Matt Venne
Música: Nicholas Pike
Fotografía: Barry Donlevy
Título Original: Bag of Bones (TV)
Año: 2011
País: EE.UU.
Duración: 160 min.
Género: Terror

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...