Estamos en proceso de actualización de nuestros contenidos

miércoles, 8 de junio de 2011

Lobo

En una noche de luna llena, Will Randall, un ejecutivo de mediana edad de una importante editorial, viaja en coche, pero se ve obligado a pararse a causa de la nieve. Al bajarse del vehículo, un lobo le muerde una mano. Pronto empieza a notar extrañas transformaciones en su cuerpo coincidiendo con las fases de luna llena, pero también una gran seguridad y confianza en sí mismo.

Quizá lo más original del guión de Jim Harrison y Wesley Strick sea su punto de partida. Situar al mítico hombre lobo en un entorno urbano contemporáneo, y hacer un paralelismo entre él y el típico 'yuppie' depredador, capaz de cualquier cosa con tal de satisfacer su afán de poder y sus pasiones. Randall, antes de ser atacado por el lobo, es un editor fracasado, que va a ser arrinconado en un puesto de segunda fila. Después de su extraña experiencia, comienzan a agudizársele de un modo sorprendente sus sentidos, su astucia, y su apetito sexual. El personaje interpretado por Nicholson está concebido para ganarse las simpatías del público. De ser pisoteado por un compañero de trabajo ‑le quita su puesto y se acuesta con su mujer‑, pasa a tomarse su particular venganza personal. Pero en esa venganza hay algo salvaje, que Randall no puede controlar, y que le lleva a la violencia.


De todos modos, la historia no da para las dos horas que se prolonga el film. Es reiterativa, y parece contar en exceso con la complicidad del espectador. Ello es evidente en una historia romántica de poco calado ‑excepción hecha del guiño final‑, pero que cuenta con dos actores tan populares como Jack Nicholson y Michelle Pfeiffer. A Mike Nichols (El graduado, A propósito de Henry) se le llena la boca al hablar de supuestos aspectos metafóricos de la película, que retratan el lado más oscuro del hombre. Pero no pasa de ser un mero producto comercial diseñado al milímetro ‑un par de sustos efectistas, humor irónico, erotismo latente‑ para enganchar al público. Sí se agradecen los efectos especiales de las transformaciones, eficaces por su discreción, y la imponente presencia de la música de Ennio Morricone. Para los incondicionales del terror.
Worn down and out of luck, aging publisher Will Randall is at the end of his rope when a younger co-worker snatches both his job and wife out from under his nose. But after being bit by a wolf, Will suddenly finds himself energized, more competitive than ever, and possessed with amazingly heightened senses. Meanwhile, the beautiful daughter of his shrewd boss begins to fall for him - without realizing that the man she's begun to love is gradually turning into the creature by which he was bit.

"Descafeinada versión del mito. Demasiada pretenciosa, con los intérpretes descolocados" 
(Fernando Morales: Diario El País)

"Al principio funciona. Luego es más de lo mismo" 
(Luis Martínez: Diario El País)

Director: Mike Nichols
Intérpretes: Jack Nicholson, Michelle Pfeiffer, James Spader, Kate Nelligan, Richard Jenkins
Guión: Jim Harrison, Wesley Strick
Música: Ennio Morricone
Fotografía: Giuseppe Rotunno
Título Origiinal: Wolf
Año: 1994
País: EE.UU.
Duración: 120 min.
Género: Terror

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...