Estamos en proceso de actualización de nuestros contenidos

domingo, 10 de noviembre de 2013

El Castor

Walter Black (Mel Gibson) es un hombre que padece una profunda depresión. Su única vía de escape, su único consuelo, es una marioneta que representa a un castor, al que trata como si fuera una persona. Perseguido por sus propios demonios, Walter, que fue en otro tiempo un exitoso ejecutivo de una empresa de juguetes, emprenderá con su marioneta un viaje de autodescubrimiento...

Notable regreso a la dirección de la actriz Jodie Foster, quince años después de A casa por vacaciones. Quizá le falta un punto de emoción genuina a su film, pero demuestra gran oficio, y el deseo siempre loable de abordar cuestiones de entidad. Como en sus otras películas como directora, se reserva además un papel coprotagonista. Y de nuevo reincide en un tema común a gran parte de su filmografía –piénsese en títulos como El silencio de los corderos, Nell, El pequeño Tate...–, el problema de la comunicación con los demás, y singularmente con los seres más queridos, la propia familia. Cuenta para ello con un guión de Kyle Killen, con varios puntos de interés. Desde luego, es original el punto de partida, el otro yo de Walter volcado en la marioneta del castor, donde se logra un difícil equilibrio entre lo dramático y lo cómico, lo surrealista e incluso lo terrorífico. También tiene interés la subtrama del hijo adolescente, Porter, que rechaza a su padre, con el que presenta similitudes que lejos de agradarle le producen temor. La soledad, el autoengaño, la herencia genética, el conocimiento propio, la humildad para dejarse ayuda, las modas, el impacto de los medios de comunicación, son ideas que enriquecen la trama. La película presenta un subtexto indudable, la formidable interpretación que entrega Mel Gibson de su personaje tiene una base en su propia vida, sus muy aireados por la prensa problemas personales, y se nota para bien; su trabajo es poderoso, tanto al mostrar el dolor y las contradicciones de Walter, como en su intereactuación con la marioneta, el actor se diría que es un experto ventrilocuo. También se advierte, como en sus anteriores filmes manejando la cámara, que Foster es una buena directora de actores. Está su propio trabajo, por supuesto, un papel difícil el de esposa que no quiere tirar la toalla, que debe ser sobrio y contenido. Pero también el de Riley Thomas Stewart, el hijo pequeño, y el de los adolescentes Anton Yelchin y Jennifer Lawrence, que encarnan bien la idea de buscar un lugar en el mundo.


Walter Black ('Mel Gibson' ) is depressed and sleeps most of the day. It's driving his family crazy, and his wife Meredith (Jodie Foster) kicks him out. Walter starts carrying a beaver puppet and tries to commit suicide (unsuccessfully). He uses the puppet to talk to himself, trying to bolster his spirits, and is trying to rebuild his life. Through the beaver, the family begins to learn about Walter's history and problems, and as he continues rebuilding, the beaver shows us all a way to cope.

"Una película que (en una manera que recuerda a 'Lars y una chica de verdad') transforma una premisa excéntrica en algo emotivo y cuerdo" 
John DeFore: The Hollywood Reporter

"Si superas tus sentimientos por el polémico Gibson, podrás ver una interpretación en la cuerda floja del mejor calibre (...) Esta imperfecta pero sincera película tiene el poder de acercarse sigilosamente y derribarte."
Peter Travers: Rolling Stone

"Una película en forma de huida emocional que no proporciona un entendimiento ni a proporcionar un alivio como para que merezca la pena el esfuerzo de su oscuro viaje"
Betsy Sharkey: Los Angeles Times

"Incluso cuando el guión de Kyle Killen se vuelve cada vez más imposible y en última instancia, ridículo, es imposible apartar los ojos de la pantalla cuando el torturado y enfermizo Gibson está en en centro del escenario." 
Lou Lumenick: New York Post

"No está claro qué están diciendo realmente Foster y Killen sobre la vida o la depresión. Una película sobre un hombre que se esconde detrás de una marioneta es también una historia sobre una película que se esconde detrás de su estrella."
Wesley Morris: Boston Globe

"'El castor' es casi un éxito, a pesar de la premisa de su guión que, en mi caso, simplemente soy incapaz de creerme. (...) Por bueno que sea Gibson, su personaje está atrapado entre la tragedia del hombre y lo absurdo de la marioneta." 
Roger Ebert: Chicago Sun-Times

"La idea no puede ser más sugerente, voraz y arriesgada. (...) Una pena que la dirección de la cinta no sea justa con el derroche de su protagonista." 
Luis Martínez: Diario El Mundo

"[Gibson] consigue que lo inverosímil mezcle perfectamente con la sensación de realidad. (...) A Jodie Foster le funciona la metáfora, aunque gruesa, del ser humano y su fondo de marioneta"
E. Rodríguez Marchante: Diario ABC

"Retrata con veracidad, sentimiento y complejidad la feroz depresión (...) Es una película desasosegante y emotiva, muy bien interpretada por Mel Gibson"
Carlos Boyero: Diario El País


Director: Jodie Foster
Intérpretes: Jennifer Lawrence, Mel Gibson, Jodie Foster, Anton Yelchin, Riley Thomas Stewart, Cherry Jones, Michael Rivera, Zachary Booth
Guión: Kyle Killen
Música: Marcelo Zarvos
Fotografía: Hagen Bogdanski
Título Original: The Beaver
Año: 2011
País: EE.UU.
Duración: 91 min.
Género: Drama

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...