Estamos en proceso de actualización de nuestros contenidos

martes, 26 de noviembre de 2013

Un engaño de lujo

Jean (Gad Elmaleh) es un tímido camarero de un gran hotel, pero ante Irene (Tautou), que es una chica de compañía, se hace pasar por multimillonario. Ella lo rechaza en cuanto descubre quién es en realidad, pero él, que se ha enamorado, la sigue hasta la Costa Azul, donde pronto se queda sin recursos. Entonces decide imitar el estilo de vida de Irene y se convierte en hombre de compañía. Gracias a su nueva ocupación, Irene termina aceptándolo y dándole consejos. Así, casi sin darse cuenta, Irene se encariña cada vez más con él...

Audrey Tautou intenta quitarse de encima la alargada sombra de la entrañable Amélie, interpretando, con bastante convicción, a una “femme fatale”. Se trata de Irène, una cazafortunas que acude a un hotel de la Costa Azul con su prometido, un anciano que sólo le interesa por su espectacular cuenta bancaria. Así las cosas Irène no tiene mucho reparos en serle infiel, cuando se siente atraída por Jean, que en principio parece un solvente cliente del hotel, pero que resulta ser uno de los camareros. Jean es un tipo humilde pero honrado, que sólo le ha seguido la corriente a Iréne porque se ha quedado prendado de ella. Por conquistarla será capaz de todo, desde perder su trabajo a arruinarse, y finalmente incluso liarse con una millonaria, imitando el “modus operandi” de su amada. Como el resto de la filmografía del cineasta y guionista Pierre Salvadori (Los aprendices, Usted primero) se trata de una comedia de enredo, asumidamente ligera, con diálogos mordaces. Salvadori acierta en dar al film un tono elegante de comedia clásica, y en emparejar a Tautou con Gad Elmaleh, un cómico con bastante gracia natural, que protagonizó El juego de los idiotas. Aunque el argumento es predecible, resulta simpática su apuesta por el amor como antídoto para el exceso de ambición, y tiene algunos momentos hilarantes, como cuando Tautou enseña a Elmaleh a seducir mujeres, o cuando éste tiene actos reflejos que delatan su pasado de empleado de hotel, como por ejemplo el de llevar las maletas de una señora.


On the Riviera with her elderly provider to celebrate her birthday, Irene slips down to the hotel bar when he falls asleep on her. She mistakes barman Jean for a well-healed guest and he encourages the deceit by taking her up to the Royal Suite for the night. A year later the same thing happens but this time her lover finds out and disowns her. Now knowing Jean is indeed a barman of little means doesn't stop her from continuing to live in style until his money is gone. He soon finds himself in Irene's business with older and worldly-wise Madeleine, and though Irene also takes up with a new paramour the two of them keep in increasingly close touch.

"Comedia de enredos sofisticada y ligera. (...) una comedia que busca a Hawks y encuentra a Veber."
David Bernal: Cinemanía

"Las diversas situaciones, que en principio gozan de esporádicos toques de encanto, acaban estirándose demasiado y perdiendo su efecto inicial."
Javier Ocaña: Diario El País

"Un problema de credibilidad. (...) un relato intrascendente, simpático, agradable de ver (...) hay trozos que crujen en el entramado general."
José Manuel Cuéllar: Diario ABC

Director: Pierre Salvadori
Intérpretes: Gad Elmaleh, Audrey Tautou, Marie-Christine Adam, Vernon Dobtcheff, Annelise Hesme, Jacques Spiesser
Guión: Benoît Graffin
Música: Camille Bazbaz
Fotografía: Gilles Henry
Título Original: Hors de prix
Año: 2006
Duración: 104 min.
Género: Comedia

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...