Estamos en proceso de actualización de nuestros contenidos

martes, 24 de septiembre de 2013

Aritmética emocional

En 1945, Jakob Bronski, un joven disidente confinado en Drancy, toma bajo su protección a dos niños, Melanie y Christopher. Cuarenta años después, Melanie averigua que el anciano Jakob, que creía que había sido trasladado a Auschwitz y asesinado, sigue vivo. Inmediatamente lo invita a vivir con ella y su familia en su granja de Canadá. Lo que Melanie no esperaba era que Jakob llegara acompañado de Christopher.

El holocausto y sus consecuencias han dado pie casi a todo un subgénero cinematográfico. A él pertenece esta película canadiense de Paolo Barzman, un director bregado sobre todo en televisión, en series como Cazatesoros y La zona muerta. Aquí adapta una novela de Matt Cohen, donde Melanie, una mujer judía que vive en una granja en el campo con su marido, profesor universitario jubilado, recibe una noticia inesperada. Jakob, el hombre que la salvó a ella y a Christopher en 1945, cuando ambos eran niños, en el campo de paso de Darcy, en Francia, está vivo. No acabó en Auschwitz, pero sí en el gulag soviético. Conmovida, Melanie acoge en su casa al ahora anciano Jakob, a quien acompaña, por sorpresa, Christopher. Estamos ante una de esas historias de tipos traumatizados, que se sostiene gracias a un reparto excepcional (Susan Sarandon, Christopher Plummer, Gabriel Byrne, Max von Sydow), que ayuda a hacer creíble lo que resulta bastante inverosímil. No hay mucha habilidad en la introducción de breves flash-backs en blanco y negro de la época del campo; tampoco se entiende esa especie de historia de amor frustrado entre Melanie y Christopher, y los elementos de locura –se quiere presentar cómo el dolor ha afectado a los personajes– tienen un punto disparatado que no está bien hilado en la trama.


Semi-retired university professor David Winters and his wife and former student Melanie Winters née Lansing live on a hobby farm in the Eastern Townships of Quebec with their adult son Benjamin Winters and Benjamin's son, Timothy Winters. Their life is not totally harmonious due to David's chronic infidelity and Melanie's emotional instability, a result in large part of her growing up which she refuses to speak of to Benjamin, who knows nothing of his mother's childhood directly from her. Melanie has been institutionalized many times in her life and is on medication to deal with her mental issues. Melanie's passion in life is to follow many cases of political oppression in the world, this passion again due to her past life. In September 1985, Melanie, through this work, reconnects with Jakob Bronski who she knew during World War II when she was only a teenager when they were both interred at Drancy, a transit station outside of Paris where the government, in cooperation with the Nazis...

"Una interesante catarsis anímica de aliento bergmaniano, comandada por un excelente grupo de intérpretes, aunque un tanto lastrada por ciertos recursos narrativos y formales"
Javier Ocaña: Diario El País

"Es difícil escoger mejor a sus intérpretes y el drama que cuenta debería ser capaz de conmover (...) Barzman no traspasa la epidermis cada vez más curtida del espectador."
Federico Marín Bellón: Diario ABC

"Un filme excesivamente frío y distante, impecablemente academicista pero excesivamente discursivo, y que se queda muy lejos de conmover todo lo que debería conmover. "
Alberto Luchini: Diario El Mundo

"Un magnífico elenco de actores consigue que la cuestión cale hondo."
Esteve Riambau: Fotogramas

Director: Paolo Barzman
Intérpretes: Gabriel Byrne, Roy Dupuis, Dakota Goyo, Christopher Plummer, Susan Sarandon, Max Von Sydow, Domini Blythe
Guión: Jefferson Lewis
Música: Normand Corbeil
Fotografía: Luc Montpellier
Título Original: Emotional Arithmetic
Año: 2007
País: Canadá
Duración: 99 min.
Género: Drama

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...