Estamos en proceso de actualización de nuestros contenidos

viernes, 20 de septiembre de 2013

Mamá está en la peluquería

Verano de 1966. Es el momento de disfrutar de las vacaciones de verano, de la libertad total, de correr salvajemente por el campo y de divertirse con los amigos. Pero a medida que se hace más consciente de los sueños, penas y mentiras de la gente más cercana a ella, Élise ve cómo el repentino abandono de su madre trastorna completamente su familia. Su padre se encuentra abrumado ante la situación. Elise decide tomar las riendas de una familia que navega a la deriva.

Película canadiense de Léa Pool, responsable de otro conocido drama familiar, The Blue Butterfly. La directora habla de las separaciones matrimoniales con enorme inteligencia y sensibilidad, mostrando de forma honesta cómo las víctimas más frágiles, casi siempre inocentes -es el caso de la película-, son los hijos. La trama arranca con el comienzo de las vacaciones. Son los años 60, y los tres hijos de un matrimonio, Élise, Carl y Benoît, entre 16 y 10 años, se disponen a disfrutar de los días estivales. Parecen una familia feliz, las primeras escenas de la película así permiten presumirlo. Pero cuando ahondamos un poco, vemos que algo no funciona en el matrimonio. Él la rehuye a ella en la cama, y al final se descubre el 'pastel', el marido le engañaba. Ella lo toma por la tremenda, pide en el periódico donde trabaja un puesto en Londres y se va. Deja ahí a los chicos, y el padre no sabe manejar la situación. No entiende a sus hijos, no habla con ellos, escamotea las explicaciones de la repentina marcha materna. Surge en los chavales el sufrimiento, el sentido de culpa, la búsqueda de afecto. Sorprendentemente, Élise encuentra una suerte de figura paterna en el señor Mosca, un tipo con fama de raro, sordomudo, que vende cebos para la pesca. Sí, los raros resultan ser más normales que los presuntamente normales.


Summer 1966. It's time to enjoy the summer holiday, total freedom. Teenage Élise discovers that the sudden departure of her mother completely disrupts the family. Her brother Coco seeks solace in the garage, building a super racing car. Her youngest brother Benoît throws himself into his own inner world. The father seems absolutely knocked out by the situation. Élise decides to take control of her family, in an eloquent attempt to save them. With the assistance of flourishing nature around her, she stands on the threshold of an incomparable summer.


"Lo que me cuenta, los consecuentes traumas que padecen tres hermanos por la rotura de matrimonio de sus padres y la huida de la madre, lo ha hecho con mejor fortuna el cine en bastantes ocasiones."
Carlos Boyero: Diario El País 

"Pese a la sensación de déjà vu, el film seduce por su sobriedad expositiva y sobre todo por Marianne Fortier" 
Jordi Batlle Caminal: Fotogramas

"Es uno de esos relatos mil veces contados que, cuando se desarrollan bien, siguen teniendo plena vigencia. (...) Pool nunca subraya, manteniendo el texto alejado del ternurismo" 
Javier Ocaña: Diario El País

Director: Léa Pool
Intérpretes: Marianne Fortier, Élie Dupuis, Hugo St-Onge-Paquin, Laurent Lucas, Céline Bonnier, Gabriel Arcand, Benjamin Chouinard, Antoine Desrochers
Guión: Isabelle Hébert
Música: Laurent Eyquem
Fotografía: Daniel Jobin
Título Original: Maman est chez le coiffeur
Año: 2008
País: Canadá
Duración: 97 min.
Género: Drama

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...