Estamos en proceso de actualización de nuestros contenidos

martes, 16 de agosto de 2011

Legítima defensa

Un joven recién licenciado en derecho y un veterano abogado se enfrentan con un prestigioso bufete de abogados al servicio de una poderosa compañía médica de seguros en un caso que irá adquiriendo cada vez mayores e inquietantes dimensiones. Pese a estar dirigida por Coppola (fue un film de encargo) y basarse en un best-seller del famoso John Grisham, obtuvo un frío recibimiento de crítica y público.

Nueva adaptación de una novela de John Grisham, con padrino de excepción: Francis Ford Coppola, que firma el guión y dirige. El autor de films tan memorables como la trilogía de El padrino, Apocalypse Now, La conversación o Tucker, un hombre y su sueño hace un atractivo retrato del joven idealista Rudy (Matt Damon, actor en alza). Como si fuera un moderno don Quijote, trata de deshacer los entuertos de sus humildes clientes. En sus andanzas le acompaña Deck (genial Danny DeVito), un Sancho Panza lleno de humor y sentido común. No falta la hermosa Dulcinea (Claire Danes), una joven a la que maltrata brutalmente su marido, de la que Rudy se enamora. Ni los gigantes -que al final son, no podía ser de otra manera, simples molinos de viento-, en forma de abogados deshumanizados (turbador Jon Voight), que representan a una aún más deshumanizada compañía de seguros. Coppola organiza bien las piezas de este rompecabezas judicial. El resultado es una estupenda muestra de lo que ya parece un subgénero con personalidad propia: el drama judicial. La elección del reparto es uno de los mayores aciertos del film: además de los actores ya citados cabe señalar la recuperación de Mickey Rourke y la presencia de la veterana Teresa Wright, que ganó un Oscar por Los mejores años de nuestra vida. El director inyecta a la historia su fuerte personalidad, y no deja de abordar temas omnipresentes en su filmografía como la familia y el poder. ¡Atentos a la escena de la filmación en vídeo del testimonio de un enfermo terminal! Sólo una palabra puede definirla: sobrecogedora.




Rudy Baylor's a young lawyer who goes to work for an ambulance chaser. He brings with him a case wherein a woman wants to sue an insurance company, that stalled on paying her son's medical bills, eventually he got too ill that he's now terminal. When his boss is investigated for his unethical practices, Deck Schifflet, another man who works at the law office, suggests that he and Rudy open their own office which they do. Deck has gone to law school but for some reason has not yet passed the bar. And now the two of them, try to handle the case themselves but they are up against Leo Drummond, a powerful and wily lawyer. And Rudy would like to do things honestly.

"Típica aventura de abogados con pretensiones de honradez" 
(Javier Ocaña: Cinemanía)

"Coppola siempre es Coppola y es capaz, una vez más, de darle ese toque de elegancia que separa a un director de un magnífico director. Una interesantísima denuncia del poder que las grandes empresas poseen en Estados Unidos, la corrupción y la falta de valores" 
(Fernando Morales: Diario El País)

Director: Francis Ford Coppola
Intérpretes: Matt Damon, Danny DeVito, Claire Danes, Jon Voight, Mary Kay Place, Dean Stockwell, Teresa Wright, Mickey Rourke, Andrew Shue, Roy Scheider
Argumento: John Grisham (novela)
Guión: Francis Ford Coppola
Música: Elmer Bernstein
Fotografía: John Toll
Título Original: The Rainmaker
Año: 1997
País: EE.UU.
Duración: 135 min.
Género: Thriller

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...