Estamos en proceso de actualización de nuestros contenidos

lunes, 28 de enero de 2013

Déjame entrar

Owen es un niño triste (Kodi Smit-McPhee), maltratado por sus compañeros de clase y abandonado por sus padres divorciados; sin embargo, algo cambiará en su solitaria vida cuando conozca a Abby (Chloe Moretz), una nueva y misteriosa vecina, que vive con su silencioso padre (Richard Jenkins), y con quien entablará una particular amistad. Remake norteamericano de la celebrada película sueca "Déjame entrar" ("Let The Right One In").

Con frecuencia Hollywood tiende a “americanizar” historias que anteriormente ya han sido llevadas al cine en sus países de origen. Lo extranjero no se vende bien allí, por lo que no importa demasiado que la calidad del film original sea alta; el problema debe de ser que los subtítulos no atraen al público estadonidense o simplemente es que necesitan mirarse el ombligo. Algo así ocurrió por ejemplo con Infiltrados, remake del excelente film hongkonés Juego sucio (2002); Sin reservas, idem de la película danesa Deliciosa Martha o el Funny Games, de Haneke, rodado anteriormente por él en 1997. El caso que nos ocupa supone el regreso a las pantallas de la mítica productora Hammer y responde igualmente a un remake, el de la película sueca Déjame entrar, adaptación de una exitosa novela de John Ajvide Lindqvist.
El film es prácticamente un calco de su homónimo sueco. Hay algunas breves diferencias, como el cambio de nombres, la acentuación en la soledad y carencia de afecto de Owen (plasmada en su faceta de 'voyeur'), la sutil puya a la vida religiosa de la madre o ciertas imágenes desagradables algo más explícitas. Dirige la mano diestra de Matt Reeves, responsable de Monstruoso, y se nota que sabe crear tensión y lograr la atmósfera desasosegante que requiere la historia, con la dosis justa de violencia. Eso sí, el tipo copia tal cual la puesta en escena original, por lo que tampoco se ha estrujado demasiado el cerebro. Quizá donde más enteros gane la pelicula es en el apartado interpretativo: los niños Kodi Smit-McPhee y Chloe Moretz están especialmente expresivos y compenetrados, mientras que los adultos Richard Jenkins y Elias Koteas convencen con gran profesionalidad.


In Los Alamos, New Mexico, the twelve year-old Owen is a lonely and outcast boy bullied in school by Kenny and two other classmates; at home, Owen dreams of avenging himself against the trio of bullies. He befriends his twelve-year-old next door neighbor, Abby, who only appears during the night in the playground of their building. Meanwhile, Abby's father is a wanted serial-killer who drains the blood of his victims to supply Abby, who is actually an ancient vampire. Abby advises Owen to fight Kenny; however, soon he discovers that she is a vampire, and he feels fear and love for the girl. Meanwhile a police officer is investigating the murder cases, believing that it is a satanic cult.

"Reeves comprende qué fue lo que hizo que la primera película fuese tan aterradora y efectiva y aquí los mismos elementos funcionan de nuevo (...) Aquellos que esperen ver una película de vampiros, serán sorprendidos por una buena película" 
(Roger Ebert: Chicago Sun-Times)

"La película de horror más espeluznante, tenebrosa y elegantemente rodada que he visto en años (...) Una de las razones por las que funciona de maneras en las que otras películas de horror no lo hacen, es que realmente nos interesan los personajes" 
(Lou Lumenick: New York Post)

"Este perturbador y efectivo remake americano se mete realmente debajo de la piel como uno de los thrillers más poderosos del año" 
(Michael Rechtshaffen: The Hollywood Reporter)

"La sorpresa en 'Let Me In' es que el director Matt Reeves no sólo ha reconvertido la película sueca de culto 'Let the Right One In' en un filme más fluido y visceral. Lo ha hecho más peligroso" 
(Owen Gleiberman: Entertainment Weekly)

"A pesar de tratar sobre vampiros, 'Let Me In' puede ser escalofriantemente real (...) Un rápido y efectivo remake de un éxito extranjero que hace que fábulas adultas de vampiros como 'Crepúsculo' y 'True Blood' parezcan un juego de niños" 
(Scott Bowles: USA Today)

"Reeves no está a la altura al remedar escenas de su modelo (...) y sí cuando las reinventa, llegando al notable en su uso, ya sin coartadas, de lo erótico-pubescente." 
(Fausto Fernández: Fotogramas)

"Insólito: un 'remake' que tiene alma. (...) Reeves inyecta vida propia a una historia que ya ha sido contada. (...) Está hecha con respeto, talento y emoción" 
(Carlos Boyero: Diario El País)

"Mejor no hablar de remake sino de relectura (...) Lo que en la primera película era poesía, aquí es inmejorable prosa, un relato de trazo claro y elocuente sobre el bien y el mal" 
(Salvador Llopart: Diario La Vanguardia)

"Copiar con talento. (...) Para endender qué ofrece esta hermosa película hay que verla. Y si luego se recupera el original, tanto mejor." 
(Federico Marín Bellón: Diario ABC)

"Reeves ha respetado escrupulosamente el tono de la ejemplar película de Alfredson, hasta tal punto que hay que entornar los ojos y esforzarse mucho para detectar la trascendencia de los cambios en este remake (...) pero las dos versiones se compensan" 
(Sergi Sánchez: Diario La Razón)

"Relato hipnótico que acentúa algunos de los aspectos del filme que versiona (...), y reproduce con fidelidad casi manierista algunos de los grandes logros del original " 
(Quim Casas: Diario El Periódico)

"Una redundancia hermosísima. (...) la nueva versión es, como aquélla, una de las mejores y más brutales, y bellas, películas de vampiros estrenadas en mucho tiempo" 
(Nando Salvá: Cinemanía)

Director: Matt Reeves
Intérpretes: Chloë Moretz, Kodi Smit-McPhee, Richard Jenkins, Jimmy 'Jax' Pinchak, Sasha Barrese, Chris Browning, Cara Buono, Elias Koteas, Dylan Minnette, Ritchie Coster
Argumento: John Ajvide Lindqvist (novela)
Guión: Matt Reeves
Música: Michael Giacchino
Fotografía: Greig Fraser
Título Original: Let Me In
Año: 2010
País: EE.UU., Reino Unido
Duración: 105 min.
Género: Terror, Thriller

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...