Estamos en proceso de actualización de nuestros contenidos

martes, 22 de octubre de 2013

Un poco de chocolate

Lucas y María son dos viejos hermanos que comparten una casa llena de recuerdos de las personas que han amado. Saben que antes o después, también ellos emprenderán el último viaje. Marcos y Roma son jóvenes pero están solos. Ella es enfermera y pinta ventanas que embellecen las vistas desde su habitación. Marcos anda sin rumbo agarrado a su acordeón y a un montón de preguntas. Un día, el azar los reúne y, desde entonces, Lucas y María van a contagiar con su manera de ser a Roma y a Marcos.

La película es por encima de todo una mirada dulce a la última etapa de la vida, encarnada en la figura de Lucas, un anciano entrañable que en medio de los coletazos que la demencia o el Alzheimer empiezan a ocasionar en su cerebro, conserva una alegría de vivir contagiosa y un afinado tino para vislumbrar el interior de los demás. Llama la atención la carga de nostalgia de la historia, pues los personajes parecen vivir siempre del pasado, un territorio poblado por los seres queridos muertos hace tiempo. En claro contraste con Lucas y María se sitúa Marcos, quien rejuvenecerá el ambiente que reina en la casa de los dos hermanos, aprenderá alguna valiosa lección y a su vez vivirá una historia de amor situada en el presente. También resulta bella la metáfora del viaje en tranvía al Shisha Pangma –montaña mitificada en el corazón de Lucas (y de ahí el “SP” de la novela)–, quizá como un trayecto vital y definitivo hacia el objetivo anhelado de la felicidad.


In a small town in the Basque country, Lucas and Maria are an elderly brother and sister. They share a house with their memories and the ghosts of the people they have loved throughout their lifes. They know that sooner or later they will buy their ticket for their final journey. Marcos and Roma are young and alone. She's a nurse and paints windows that embellish the views from her room. Marcos is a street performer with no home of his own, clinging to his accordion and a pile of questions. They don't know that sooner or later they will all set out on a journey together.

"Relato en clave naturalista a la que se añaden impostaciones oníricas que sólo funcionan en contadísimas ocasiones (...) en diversas secuencias el sentimentalismo y la melifluidad se acaban imponiendo a lo verdaderamente tierno."
Javier Ocaña: Diario El País

"Deja bien claro adónde nos quiere llevar y, por encima de todo, el destino es hermoso. (...) Su indulgencia no bastará, sin embargo, para pasar por alto la imposibilidad (o casi) de atrapar la magia.."
Federico Marín Bellón: Diario ABC

"Espléndido cuarteto protagonista (...) El pero es que todo está contado con una ingenuidad y un sentimentalismo excesivos."
Alberto Luchini: Diario El Mundo

Director: Aitzol Aramaio
Intérpretes: Héctor Alterio, Daniel Brühl, Julieta Serrano, Bárbara Goenaga, Marián Aguilera, Ramón Barea, Gorka Otxoa, Mikel Albisu
Guión: Aitzol Aramaio, Michel Gaztambide
Música: Bingen Mendizábal
Fotografía: Gonzalo F. Berridi
Título Original: Un poco de chocolate
Año: 2008
País: España
Duración: 90 min.
Género: Comedia, Costumbrista

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...