Estamos en proceso de actualización de nuestros contenidos

miércoles, 30 de noviembre de 2011

Un domingo cualquiera



Cuatro años antes, los Tiburones de Miami, dirigidos por el entrenador D'Amato (Al Pacino), habían ganado dos campeonatos consecutivos. Ahora el equipo sólo consigue acumular derrotas. Además, el público escasea y los antiguos ídolos están en el ocaso de sus carreras, particularmente Jack "Cap" Rooney (Dennis Quaid), que a sus 39 años se aferra desesperadamente a lo poco que le queda como jugador profesional. Pero es que, además, fuera del campo, D'Amato tiene problemas con su mujer y con sus hijos. Y, dentro, son frecuentes los conflictos con Christina Pagniacci (Cameron Diaz), la joven presidente y co-propietaria de los Tiburones.

Oliver Stone se zambulle en el mundo del deporte profesional, cada vez más mercantilizado, donde sólo cuenta la victoria a cualquier precio, para obtener ingresos millonarios en publicidad, derechos de retransmisión, merchandising, etc. Las frases con que D'Amato arenga a su equipo -"En un domingo cualquiera vas a ganar o perder. La cuestión es, ¿puedes ganar o perder como un hombre?"- pierden su sentido ante unos hombres que desean brillar individualmente, y no como equipo. Ésta es la novedad de una película encuadrable en el subgénero deportivo. No faltan emocionantes partidos de resultado incierto y jugadas espectaculares, con imágenes impecables, que parecen sacadas de un campo de batalla. O momentos de la vida amorosa de los personajes. Pero lo que distingue este film de otros es que mete el dedo en una dolorosa llaga: el deporte profesional ha perdido gran parte de su romanticismo, los jugadores, el entrenador, los directivos, ya no sienten tanto los colores de su equipo como antaño. Una cascada de imágenes: 3.700 planos en 2'4 horas.


When a devastating hit knocks a professional football legend and quarterback Cap Rooney out of the game, a young, unknown third-stringer is called in to replace him. Having ridden the bench for years because of a string of bad luck stories and perhaps insufficient character, Willie Beaman seizes what may be his last chance, and lights up the field with a raw display of athletic prowess. His stunning performance over several games is so outstanding and fresh it seems to augur a new era in the history of this Miami franchise, and forces aging coach Tony D'Amato to reevaluate his time-tested values and strategies and begin to confront the fact that the game, as well as post-modern life may be passing him by. Adding to the pressure on D'Amato to win at any cost is the aggressive young President/Co-owner of the team, Christina Pagniacci, now coming into her own after her father's death...

"Otra dilapidación del crédito de Stone. Desaprovecha, hasta lo bochornoso, un gran reparto. Confusa y apartosa sesión de montaje final" 
(Ángel Fdez. Santos: Diario El País)


Director: Oliver Stone Intérpretes: Al Pacino, Cameron Díaz, Dennis Quaid, James Woods, Jamie Foxx, Matthew Modine, Lauren Holly, LL Cool J, Jim Brown, Lauren Holly, Bill Bellamy, Elizabeth Berkley
Guión: John Logan, Oliver Stone, Daniel Pyne
Música: Richard Horowitz, Paul Kelly
Fotografía: Salvatore Totino
Título Original: Any Given Sunday
Año: 1999
País: EE.UU.
Duración: 150 min.
Género: Deportivo, Drama

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...