Estamos en proceso de actualización de nuestros contenidos

sábado, 10 de septiembre de 2011

Toda la culpa es de Mi Madre

La familia Celliers es como cualquier familia; todos sus miembros están locos de atar. Mady, ama de casa de unos espléndidos 60 años, se pasa la vida hablando mal de sus dos hijas y de su marido Henry, ex director general, un hombre extraño que parece estar en franca regresión desde que se ha jubilado. Antoine, el hijo mayor, director de empresa incapaz de llevar a buen puerto un negocio, sale de una quiebra para meterse en otra; su hermana Alice pinta obsesivamente madonnas depresivas. En cuanto a Annabelle, es enfermera en una unidad de cuidados intensivos, e intenta desesperadamente salvar a su familia leyéndole el futuro. Todo seguiría como siempre si Alice no hubiese conocido por casualidad a Jacques, un policía solitario y de vuelta de todo, que será el grano de arena que detendrá la maquinaria perfectamente engrasada de las neurosis familiares, hasta que todo estalle... para bien o para mal.

Si el cine francés admite algo parecido al culebrón, exageración dramática que se diría ajena al carácter galo, Toda la culpa es de mi madre puede ser el paradigma. Porque con mirada superficial cabe definirla como 'la típica película francesa con buenos actores', familia burguesa cuyos componentes atraviesan sus muy personales crisis existenciales. Pero a poco que el espectador reflexione sobre lo que discurre antes sus ojos, sólo puede llegar a una conclusión: todo es increíblemente disparatado y caprichoso, un cúmulo de casualidades atadas una detrás de otra sin demasiado ingenio por el tándem de guionistas que componen Jérôme Soubeyrand y la también directora Cécile Telerman. Así hasta llegar a un desenlace en que parece que les ha hecho gracia la idea de que "en los hijos se repiten los errores de los padres" para orquestar así otra casualidad mayúscula, de vergüenza ajena. Ah, y ni el amante del arte más indulgente concedería el beneficio de la duda a la horripilante exposición de madonnas de Alice, con la que pretenden hacernos creer que es una verdadera maestra de la pintura.


Director: Cécile Telerman
Intérpretes: Mathilde Seigner, Pascal Elbé, Olivier Marchal, Charlotte Rampling, Patrick Chesnais, Sophie Cattani, Gwendoline Hamon, Laurent Olmedo, Jérôme Soubeyrand
Guión: Cécile Telerman, Jérôme Soubeyrand
Música: Jacques Davidovici
Fotografía: Robert Alazraki
Título Original: Quelque chose à te dire
Año: 2009
País: Francia
Duración: 100 min.
Género: Drama

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...