Estamos en proceso de actualización de nuestros contenidos

domingo, 10 de febrero de 2013

Wall Street: El dinero nunca duerme

Año 2001. Gordon Gekko sale de la cárcel tras cumplir condena por delitos monetarios. Siete años después el ex ‘tiburón’ de Wall Street publica “¿La codicia es buena?”, libro que anticipa la inminente crisis financiera mundial, denunciando que la codicia forma ya parte del sistema legal. Winnie, la hija de Gordon, no se habla con él, odia todo lo que representa, y le culpa de la muerte de su hermano por la droga. Paradójicamente, ella planea casarse con Jake, que trabaja en el mundo de las grandes corporaciones, y que apoya firmemente a una empresa que investiga en energías alternativas basadas en la fusión. Y es que puede que Jake no sea tan diferente a Gordon, pues tras el suicidio de su mentor, cuya empresa estaba en bancarrota por culpa de los rumores del mercado, reclama venganza, pues sabe que tiene nombres y apellidos quien le empujó a quitarse la vida.

La codicia en los mercados bursátiles, que conoció un boom en los 80 del pasado siglo, quedó inmortalizada fílmicamente en el Gordon Gekko de Wall Street, personaje que dio a Michael Douglas un Oscar. Con los recientes sucesos de la ‘burbuja’ inmobiliaria y la generación ‘ninja’, había una lógica expectación acerca de qué haría Oliver Stone retomando a Gekko, esta vez con un guión ajeno de Allan Loeb y Stephen Schiff. Secuela de la popular cinta de 1987 "Wall Street", ambientada 20 años después. Una vez puesto en libertad, después de cumplir una prolongada condena en prisión, el implacable tiburón de las finanzas Gordon Gekko (Michael Douglas) se siente desorientado dentro del mundo que en tiempos dominó. Buscando rehacer sus arruinadas relaciones con su hija, Gekko conoce por casualidad a Jakob (Shia LaBeouf), su prometido. Juntos proyectan apoyarse mutuamente: Gordon ayudará a Jacob a vengar la ruina de su mentor, y éste intentará que Gordon y su hija se reconcilien.


As the global economy teeters on the brink of disaster, a young Wall Street trader partners with disgraced former Wall Street corporate raider Gordon Gekko on a two-tiered mission: To alert the financial community to the coming doom, and to find out who was responsible for the death of the young trader's mentor.

"Una de las mejores secuelas en mucho tiempo. (...) ha llevado su tiempo -23 años- por lo que no sólo la historia ha avanzado, sino que tiene algo nuevo que decir." 
(Kirk Honeycutt: The Hollywood Reporter)

"¿Se ha vuelto blando Gordon Gekko? La respuesta es: en cierto modo, pues parte de su mordacidad se queda fuera en el desarrollo de esta secuela de Oliver Stone, astutamente oportunista, y elocuentemente entretenida." 
(Justin Chang: Variety)

"Resulta una historia entretenida (...) pero parece más fascinada que furiosa. ¿Está sugieriendo Stone que esta nueva realidad está asimilada y nosotros estamos atrapados en ella?." 
(Roger Ebert: Chicago Sun-Times)

"¿Oliver Stone? ¡Vendan, vendan! (...) Cierto es que cada aparición de Douglas impresiona. (...) una historia detenida, cansina y, lo peor, que no explota." 
(Luis Martínez: Diario El Mundo)

"Oliver Stone resucita inútilmente a Gekko. (...) no posee la tensión, la energía y la fascinante maldad que chorreaba su antecesora." 
(Carlos Boyero: Diario El País)

"Oportunista secuela atiborrada de metáforas risibles (...) Es imposible tomar la película en serio." 
(Nando Salvá: Cinemanía)

"Stone (...) después de estrenar a finales de los 80 un filme donde atacaba sin piedad, cargado de violencia y cinismo, a los tiburones de las finanzas y el capitalismo feroz, en la segunda producción se limita a entonar un débil y confuso mea culpa" 
(Carmen L. Lobo: Diario La Razón)

"Lástima que (...) siga las pautas de una suerte de hipotético manual titulado Financial crackdown for dummies y que el cineasta sucumba a algunas de las metáforas visuales más ratoneras" 
(Jordi Costa: Diario El País)

"Película grandilocuente, nada reflexiva, tiene no obstante la fuerza de Stone, un magnífico contador de historias, así como el impulso de su ingenuidad y su optimismo" 
(Salvador Llopart: Diario La Vanguardia)

"Más preocupado por el lujoso diseño de producción, los guiños al espectador, y la necesidad de un nido familiar para Gekko, Oliver Stone se queda en el inofensivo entretenimiento." 
(Ricardo Aldarondo: Fotogramas)

"Lamentablemente, Stone se toma demasiado en serio a sí mismo y a su idea de la célebre burbuja financiera (...) idea que se empeña en traspasar a su película, a la cual engorda para luego pincharla en un desenlace que la deja absolutamente vacía." 
(E. Rodríguez Marchante: Diario ABC)

Director: Oliver Stone
Intérpretes: Michael Douglas, Shia LaBeouf, Susan Sarandon, Frank Langella, Carey Mulligan, Charlie Sheen, Josh Brolin, Eli Wallach, Vanessa Ferlito, Austin Pendleton
Argumento: Stanley Weiser (Personajes) , Oliver Stone (Personajes)
Guión: Stephen Schiff, Allan Loeb
Música: Craig Armstrong
Fotografía: Rodrigo Prieto
Título Original: Wall Street: Money Never Sleeps
Año: 2010
País: EE.UU.
Duración: 127 min.
Género: Drama

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...