Estamos en proceso de actualización de nuestros contenidos

miércoles, 13 de julio de 2011

Inteligencia Artificial

¿Cuál es la verdadera naturaleza del amor? ¿Se pueden crear los afectos artificialmente? ¿Hasta qué punto? En un mundo futuro donde los robots desempeñan todo tipo de funciones, sólo falta un último eslabón que separa a las máquinas de los seres humanos: la capacidad de amar. Pero la poderosa empresa Cybertronics Manufacturing acaba de superar este obstáculo con la creación de David, un robot-niño de 12 años diseñado específicamente para desarrollar lazos afectivos. Henry y Mónica, cuyo matrimonio comienza a resquebrajarse debido a la enfermedad de su hijo -crionizado hasta que se encuentre remedio para su mal-, decidirán superar la situación "haciéndose con los servicios" de David. Tras las dudas iniciales, será sobre todo Mónica quien pretenda así llenar el vacío afectivo dejado por su hijo. Sin embargo, el desmedido cariño del niño-robot acabará por no ser asumido satisfactoriamente por la sociedad que le ha creado. Sin nadie a quien acudir, el pequeño David emprenderá un viaje para comprender de dónde procede.

Spielberg toma un proyecto del gran Stanley Kubrick y ofrece una entrañable película sobre uno de los aspectos que más atrae a los científicos: el de la capacidad de crear inteligencia. Y lo hace contando su particular versión futurista de Pinocho, el muñeco que quería ser niño. Quizá pueda achacársele un metraje excesivo y una perspectiva demasiado sentimental, pero esta película es ya un monumento del género de la ciencia ficción. Muy bien ambientada -los escenarios de Rouge City son un buen ejemplo- y con notables efectos especiales, la historia de David atrapa sin embargo por su paradójica humanidad, un mérito que pertenece íntegramente a Haley Joel Osment, quien da vida al robot con una profundidad asombrosa. El guión de Spielberg y una buena galería de secundarios, entre los cuales brilla Jude Law con su papel de "Joe el gigoló", ponen el resto.


In the not-so-far future the polar ice caps have melted and the resulting raise of the ocean waters has drowned all the coastal cities of the world. Withdrawn to the interior of the continents, the human race keeps advancing, reaching to the point of creating realistic robots (called mechas) to serve him. One of the mecha-producing companies builds David, an artificial kid which is the first to have real feelings, especially a never-ending love for his "mother", Monica. Monica is the woman who adopted him as a substitute for her real son, who remains in cryo-stasis, stricken by an incurable disease. David is living happily with Monica and her husband, but when their real son returns home after a cure is discovered, his life changes dramatically.

"Muy interesante, pero disparatadamente irregular" 
(Ángel Fdez. Santos: Diario El País)

"Memorable" 
(Antonio Gasset: Días de cine)

"Si hubieran eliminado la media hora final sería una obra maestra" 
(Carlos Boyero: Diario El Mundo)

2001: 2 nominaciones al Oscar: Mejor banda sonora original, efectos visuales
2001: 3 nominaciones al Globo de Oro: Mejor director, bso, actor secundario (Jude Law)
2001: Nominada BAFTA: Mejores efectos visuales
2001: Premio Future Film Festival Digital en el Festival de Venecia

Director: Steven Spielberg
Intérpretes: Haley Joel Osment, Frances O'Connor, Jude Law, Sam Robards, William Hurt, Jake Thomas, Brendan Gleeson, Ken Leung, April Grace, Justina Machado
Argumento: Brian Aldiss (Relato corto "Supertoys Last All Summer Long")
Guión: Steven Spielberg, Ian Watson
Música: John Williams
Fotografía: Janusz Kaminski
Título Original: Artificial Intelligence: AI
Año: 2001
País: EE.UU.
Duración: 145 min.
Género: Ciencia ficción

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...